Patrocinador1

La Sinonimia




Sinonimia, coincidencia de significado entre dos o más palabras de diferentes significantes.
En español existen muchas palabras sinónimas, utilizadas frecuentemente en la lengua coloquial y literaria: borrachera, melopea, curda, embriaguez, mona, merluza, cogorza, tablón, moña, tranca, tajada, chispa, palabras que pueden aparecer en un mismo texto, estableciendo las mismas relaciones paradigmáticas y sintagmáticas y son conmutables, pero que nunca, semánticamente hablando, son sinónimos totales sino parciales, porque es muy difícil que coincidan todos sus semas y no existan diferencias notables entre ellos. Incluso cuando aparentemente son sinónimos casi totales, el uso de unos suele ser más frecuente en la lengua oral o escrita, coloquial o culta. Perro, can y chucho son sinónimos; perro puede aparecer en todas las variedades de lengua, can es un término casi exclusivo de la lengua escrita, chucho se emplea con mayor frecuencia en un registro familiar y despectivo.
Un término puede tener un significado más amplio que otro, ser más emotivo, más profesional, más local, jergal... En América, donde se han registrado a veces más de cincuenta términos para denominar una realidad, es muy frecuente el uso de la sinonimia, como ocurre en México con el pájaro carpintero, que recibe, entre otros, los nombres: barbiquín, bueyero, cuacheche, chacá, chejé, chojó, cholo, chujún, colonté, copete rojo, huilotero, picametate, picapalo, picapiedra, pitoduro, pitorreal, tepalsote, tica, ticusa, tienta... El número de sinónimos que posee una realidad o concepto está en relación con el interés que ésta despierta en la comunidad lingüística.
Se pueden establecer varios tipos de sinonimia:
Conceptual, completa o total: todas las palabras evocan un mismo significado y se toman por sinónimos ‘totales’ ya que son permutables en todos los contextos y tienen casi idéntico valor semántico: alegría, contento, satisfacción, placer, gozo.
Contextual: aquellos que, sin ser sinónimos en todos los contextos, lo pueden ser en alguno de ellos al poderse conmutar uno por otro: Voy, vuelo, navego, a/hacia Canarias.
De connotación: en frases en las que domina la afectividad, pero no en otras: eres un genio / un monstruo / una lumbrera.
Referencial: las palabras se asocian con el mismo referente en un momento determinado, aunque realmente no sean asociadas como sinónimos más que en esos casos concretos: El Fénix de los ingenios / Lope de Vega.
La aparición de unos términos sinónimos u otros en la lengua puede deberse a preferencias personales o locales, al tipo de texto del que se trate (prosa o verso, género literario), al contexto y la situación en el que se incluyan.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores