Patrocinador1

El invento de la Tequila




Tequila, licor originario de México, llamado así por la población y municipio del estado de Jalisco en donde tomó auge la producción industrial de esta bebida conocida en todo el mundo. El tequila se elabora con una variedad de maguey del género Agave, Agave tequilana, llamado comúnmente maguey azul, mezcal azul o zapalote, y conocido desde tiempos prehispánicos. Cuando la planta está madura se le cortan las ramas, o pencas, y la piña o jima resultante se somete a cocción en hornos especiales. Se macera y se fermenta en cribas de cuero y se destila para obtener mezcal que, a su vez, se refina para conseguir el tequila, que es un aguardiente de mezcal al que antiguamente se conocía como licor o vino de mezcal. En la actualidad se elaboran distintos tipos de tequila (blanco, añejo, reposado), de acuerdo al tiempo de envejecimiento al que se someten en barricas de madera de roble y siempre bajo un estricto control de calidad establecido por la secretaría (ministerio) de Industria y Comercio.
La producción tequilera se inició en las primeras décadas del siglo XIX y hoy constituye una importante industria de los estados de Jalisco, Guanajuato, Nayarit y Michoacán. En otros países se produce una imitación de tequila de calidad muy inferior a la del original. El tequila no sólo se toma en vasos pequeños (llamados caballitos) con limón y sal, sino también acompañado de sangrita —una bebida a base de naranja, limón, tomate y chile—, en cócteles con jugos (zumos) y refrescos o solo con hielo. Además, forma parte importante de recetas gastronómicas mexicanas.
Tanto el pulque, que se elabora con diferentes especies de maguey, como el mezcal (o mexcal) son bebidas diferentes al tequila.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores