Patrocinador1

El invento de los Juegos de dados




Juegos de dados, juegos que tienen en común la utilización de pequeños objetos con forma cubo, por lo general de hueso o de plástico y con varias caras marcadas. La forma más común de marcar el dado consiste en numerar las caras con puntos, del 1 al 6. Los puntos están dispuestos de tal modo que las caras opuestas siempre suman siete. Las seis caras de los dados de póquer están marcadas como las cartas: as, rey, dama, valet (o jota), diez y nueve.
Los dados se tiran con la mano o con un cubilete, y la suma total de los puntos que aparecen boca arriba determina el valor de la tirada. Uno de los juegos de dados más popular es el crap, de origen anglosajón, al que se juega con dos dados. El jugador hace una apuesta en la que le siguen dos o más contrincantes. Si en la primera tirada suma 7 u 11, gana; pero si suma 2, 3 o 12, pierde. En cualquiera de los dos casos se repite la apuesta y la tirada. Cuando la tirada suma 4, 5, 6, 8, 9 o 10, ese número se convierte en la puntuación del jugador y éste sigue tirando hasta que consigue la misma puntuación o saca un 7. Si consigue hacer la misma puntuación, el jugador gana; pero si saca un 7, el jugador pierde tanto la apuesta como el turno. El objetivo del póquer de dados, que se juega con cinco dados, es conseguir una jugada en tres o menos tiradas. Existen diversas variedades de póquer, entre las que se incluye el mentiroso. En esta modalidad, el jugador no muestra el resultado a los contrincantes, pero les indica su valor real o un valor falso con el fin de engañarles antes de terminar la jugada. Los dados se emplean también en juegos tan populares como el backgammon y el parchís. Asimismo, hay dados de más de seis caras, algunos con veinte o más, muy utilizados en los juegos de rol.
Los dados se han usado desde la antigüedad y probablemente tienen su origen en Asia. Los más antiguos se descubrieron en las tumbas sumerias de Ur (III milenio a.C.). En numerosos ajuares funerarios egipcios se encontraron dados marcados con puntos, y las literaturas griega y romana contienen multitud de alusiones a los juegos de dados. Muchas antiguas culturas jugaban con dados fabricados con huesos de animales, semillas de frutas o cerámica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores