Patrocinador1

Unidades de capacidad




Unidades de capacidad

Para medir la cantidad de agua u otro líquido que cabe en un vaso, en una cantimplora o en cualquier recipiente, utilizamos las unidades de capacidad. Su unidad principal es el litro, cuyo símbolo es: l.
LOS MÚLTIPLOS DEL LITRO
Para medir capacidades grandes, usamos unidades mayores que el litro, como el kilolitro, el hectolitro y el decalitro, que son sus múltiplos.
Para bajar cada escalón hay que multiplicar por 10 la unidad que ocupa el escalón superior. En cambio para subirlo hay que dividir entre 10 la unidad del escalón inferior.
Para bajar tres unidades (tres escalones de golpe) habrá que multiplicar por 1.000: 1 kl = 1 × 1.000 l = 1.000 l
Para subir tres unidades (tres escalones de golpe) habrá que dividir entre 1.000: 1 l = 1 : 1.000 kl = 0,001 kl
Si quieres, puedes practicar los cambios de unidades entre múltiplos del litro con los dos ejemplos siguientes.
1. Convierte a litros las medidas de capacidad siguientes: 1,4 hl; 0,08 kl; 2,5 dal.
2. Convierte a kilolitros las capacidades siguientes: 11 hl; 750 l; 864 dal.
LOS SUBMÚLTIPLOS DEL LITRO
Para medir capacidades pequeñas, utilizamos unidades menores que el litro, como el decilitro, el centilitro y el mililitro, que son sus submúltiplos:
Para bajar cada escalón hay que multiplicar por 10 la unidad que ocupa el escalón superior. En cambio para subirlo hay que dividir entre 10 la unidad del escalón inferior.
Para bajar tres unidades (tres escalones de golpe) habrá que multiplicar por 1.000: 1 l = 1 × 1.000 ml = 1.000 ml
Para subir tres unidades (tres escalones de golpe) habrá que dividir entre 1.000: 1 ml = 1 : 1.000 l = 0,001 l
Si quieres, puedes practicar los cambios de unidades entre submúltiplos del litro con los dos ejemplos siguientes.
1. Convierte a litros las medidas de capacidad siguientes: 180 cl; 79 dl; 6.000 ml.
2. Convierte a mililitros las medidas de capacidad siguientes: 0,5 dl; 94 l; 8,5 cl.
SUMA Y RESTA DE MEDIDAS DE CAPACIDAD
Para poder sumar o restar medidas de capacidad, necesitamos que estén expresadas en la misma unidad. Si las unidades fueran distintas, lo primero que hemos de hacer es transformarlas. Veámoslo con dos ejemplos.
1. Vaciamos en una jarra el contenido de una lata de refresco que contiene 33 cl junto con el de un botellín de gaseosa de 0,25 l de capacidad. ¿Qué cantidad de líquido tendremos en la jarra?
Como las dos unidades, centilitro y litro, son distintas, lo primero que hacemos es convertirlas a una misma unidad, por ejemplo a litros: 33 cl = 33 : 100 l = 0,33 l
Y como la otra capacidad ya está expresado en litros, ahora ya las podemos sumar: 0,33 + 0,25 = 0,58 l
que también, si queremos, podemos transformar en centilitros: 0,58 × 100 = 58 cl
En la jarra tendremos 0,58 l, o lo que es lo mismo, 58 cl de líquido mezcla del refresco y la gaseosa.
2. De una botella de leche llena, de 1,5 l de capacidad, echamos en un vaso hasta alcanzar un nivel que marca 25 cl. ¿Cuánta leche queda en la botella?
Como las dos unidades, litro y centilitro, son distintas, lo primero que hemos de hacer es convertirlas a una común, por ejemplo a litros: 25 cl = 25 : 100 l = 0,25 l
Y como la capacidad de la botella ya viene expresada en litros, ahora restamos: 1,5 – 0,25 = 1,25 l
Quedan pues en la botella 1,25 l de leche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores