Patrocinador1

Unidades de tiempo




Unidades de tiempo
¿Cuántos años tienes? ¿Me puedes decir qué hora es?... Para medir el tiempo usamos unidades diferentes, según que queramos medir intervalos cortos (segundos, minutos, horas), largos (días, meses…) o muy largos (lustros, décadas, siglos…).
SEGUNDOS, MINUTOS, HORAS
La unidad más pequeña que utilizamos para medir el paso del tiempo es el segundo; su símbolo es: s. A partir de él se construyen las demás unidades de tiempo: minuto, hora...
Un minuto es igual a 60 segundos; su símbolo es: min. Una hora es igual a 60 minutos; su símbolo es: h.
Para bajar un escalón hay que multiplicar por 60 la unidad que ocupa el escalón superior. En cambio para subirlo hay que dividir entre 60 la unidad del escalón inferior.
Para bajar dos unidades (dos escalones de golpe) habrá que multiplicar por 3.600: 1 h = 1 × 3.600 s = 3.600 s
Para subir dos unidades (dos escalones de golpe) habrá que dividir entre 3.600: 1 s = 1 : 3.600 h
Si quieres, puedes practicar los cambios de unidades de tiempo con los dos ejemplos siguientes.
1. Convierte a segundos los intervalos de tiempo siguientes: 3 h; 45 min.
2. Convierte a horas los intervalos de tiempo siguientes: 120 min; 7.200 s.
Los relojes que no son digitales suelen tener tres agujas. La más fina, que es la que vemos moverse continuamente, marca los segundos, por eso se llama segundero. De las otras dos agujas, la más larga marca los minutos, por eso se llama minutero, y la más corta marca las horas, y se llama horaria.
DÍAS, MESES, AÑOS
El día es el tiempo que tarda la Tierra en girar sobre su eje (movimiento de rotación), en dar una vuelta sobre sí misma. Un día tiene 24 horas, que se cuentan desde las 0 h (las doce de la noche) hasta las 24 h (que son justamente las doce de la noche siguiente).
La primera hora se cuenta desde las doce de la noche (0 h) hasta la una de la madrugada (1 h). La segunda hora se cuenta desde la una (1 h) hasta las dos de la madrugada (2 h). Y así sucesivamente… hasta la vigésimo cuarta hora, que se cuenta desde las once (23 h) hasta las doce de la noche (24 h).
Un año es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta completa alrededor del Sol (movimiento de traslación). Su duración es de 365,25 días, pero lo tomamos como 365 días, y cada 4 años, añadimos 1 día más en febrero para compensar los 0,25 días de menos en cada año (0,25 × 4 = 1 día). A ese año de 366 días (uno de cada cuatro) se le llama año bisiesto.
Un mes es cada uno de los doce periodos de tiempo en que se divide el año. Los meses que empleamos en el calendario tienen duraciones diferentes: 28 días (en febrero), 29 días (en febrero si es año bisiesto), 30 días (en abril, junio, septiembre y noviembre) o 31 días (en enero, marzo, mayo, julio, agosto, octubre y diciembre).
A menudo también dividimos el año en cuatro trimestres (cada uno de tres meses de duración), que casi se corresponden con las cuatro estaciones del año: invierno, primavera, verano y otoño. Menos frecuente es dividirlo en tres cuatrimestres (cada uno de cuatro meses) o en dos semestres (cada uno de seis meses).
Para poder numerar los años, fue necesario elegir un origen o año cero, desde el que se empezaran a contar los años transcurridos.
Se estableció que el año uno fue el del nacimiento de Jesucristo, de manera que cuando citamos una referencia histórica, tras el número del año aparecen las letras “d.C.”, que quieren decir “después de Cristo”, si es posterior, o “a.C.”, “antes de Cristo”, si es anterior a Él. Se dice que vivimos “en la era cristiana” precisamente por ser la fecha del nacimiento de Cristo la elegida como origen de la numeración.
LUSTROS, DÉCADAS, SIGLOS, MILENIOS
Para intervalos de tiempo mayores que el año, utilizamos unidades como el lustro, la década, el siglo o el milenio.
Un lustro equivale a 5 años. Una década o decenio equivale a 10 años. Un siglo son 100 años. Y un milenio son 1.000 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores