Patrocinador1

Batalla de Navarino





Los inventos de los hombres
Batalla de Navarino


Batalla de Navarino
En 1827, el marinero y pintor francés Louis Ganeray fue enviado a Grecia para realizar este cuadro conmemorativo de la batalla de Navarino. En su parte izquierda puede distinguirse el semicírculo formado por las flotas otomana y egipcia, atacadas por los barcos ingleses, franceses y rusos. La ciudad que aparece a la derecha, en la línea de costa opuesta, es Navarino (la actual Pilos). El resultado de este combate naval, saldado con la destrucción de las naves turco-egipcias, resultó decisivo en el curso de la guerra de la Independencia griega.

Batalla de Navarino, uno de los más importantes combates navales de la guerra de la Independencia griega, librado de un lado por la flota conjunta de Gran Bretaña, Francia y Rusia, y de otro por la del Imperio otomano y Egipto. La acción se desarrolló en la bahía de Navarino, situada en la costa suroccidental de Grecia, cerca de Pilos, el 20 de octubre de 1827. Gran Bretaña, Francia y Rusia enviaron sus flotas, dirigidas por el vicealmirante sir Edward Codrington, para mediar entre el pueblo griego y sus gobernantes turcos. Codrington se adentró en la bahía para impedir que zarpara la flota de Ibrahim Bajá, el hijo del bajá egipcio. Aunque ambos estados no estaban en guerra, el marino británico estaba dispuesto a emplear la fuerza. La flota del Imperio otomano (compuesta por tres acorazados, diecinueve fragatas y numerosas embarcaciones de pequeño tamaño) estaba anclada formando un semicírculo para protegerse mutuamente y poder hacer converger su fuego. Codrington comenzó a fondear su flota (compuesta por once acorazados y once fragatas) en el interior de esta formación a las dos de la tarde. La batalla se inició hacia las dos y media de la tarde, después de que una nave turca abriera fuego contra una embarcación británica y causara la muerte a parte de su tripulación. En esos momentos, aún no habían fondeado los escuadrones franceses ni los rusos.
Las naves británicas, a pesar de ser sobrepasadas en número y hallarse en una posición táctica desventajosa, fueron capaces de derrotar a sus oponentes debido a su poder de ataque y a su superior fuerza estructural, y cubrieron la llegada de sus aliados. Al cabo de cuatro horas, las dos flotas musulmanas habían sido aniquiladas. Por la mañana, todos sus grandes buques de guerra estaban hundidos, en llamas o dañados sin posibilidad de reparación. La flota turco-egipcia perdió al menos 4.000 hombres. Las bajas de los aliados europeos fueron de 174 muertos y 475 heridos.
Ibrahim Bajá accedió a evacuar Grecia, con lo que prácticamente concluyó la guerra de Independencia. No obstante, la victoria no se recibió con agrado en Gran Bretaña. El primer ministro británico Arthur Colley Wellesley, duque de Wellington, que temía un ataque ruso sobre Turquía, calificó esta batalla como un “acontecimiento desfavorable” y destituyó a Codrington. El combate de Navarino constituye un evento fundamental de la historia contemporánea de Grecia y fue uno de los momentos más gloriosos para la Armada rusa.


"El invento más lucrativo del hombre  es la guerra"

1 comentario:

  1. Os invitamos a demostrar cuánto sabéis de diez grandes batallas navales de todos los tiempos. Os aguarda un premio. Y es gratis. @playtheguru / Plataforma de conocimiento.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Me gusta

Seguidores