Patrocinador1

Lanzas y escudos





El invento de las Lanzas y escudos

Sin duda la lanza fue la primera arma ofensiva utilizada por el hombre, posiblemente la descubrió en la caza, al utilizar ramas de árboles para golpear a las bestias, sin duda se dio cuenta que si contaban con cierto filo podían herir con mayor contundencia, la inventiva del hombre lo llevaría a probar formas de endurecer la punta y posteriormente como una arma en contra de sus enemigos.
Se han encontrado lanzas con astas de madera y puntas de pedernal que datan de 30,000 años A.C. el empleo de estas armas en la cacería debe haber significado un importante avance. La lanza evolucionó con el paso de los siglos convirtiéndose en arma de cuerpo a cuerpo o en arma arrojadiza

de bronce y de hierro.
En la edad media se usaba en los torneos de armas, en forma de larga y pesada arma que en el primer tercio contaba con una guarda en forma de embudo que protegía la mano del caballero que la empuñaba para acometer a su contrincante.





Al nacer la lanza en todas sus modalidades, nació el medio más eficaz de defensa contra esta arma: el escudo. Que también lo protegía de las flechas inventadas posteriormente.
Los escudos primitivos estaban hechos de gruesas capas de cueros de animal, especialmente de buey, rectangulares u ovaladas que cubrían al guerrero de la cabeza a los pies, esto se ve en un bajo relieve encontrado en la Mesopotamia de alrededor del año 3,000 A.C. en la obra de Homero la Ilíada, se narran las peripecias del Príncipe Áyax, guerrero inmenso cuyos hombros sobresalían por encima de la cabeza de otros hombres, en esta se narra el gran escudo que portaba: “.... y acertó a Ayante en el temible escudo, de siete pieles de buey,
En la lámina exterior de bronce, que era la octava por encima.
Y en el inflexible bronce rasgó y atravesó seis capas.
Y en la séptima piel bovina se detuvo... “

Mas tarde los soldados egipcios también estaban equipados con el mismo tipo de escudo que los de Mesopotamia, pero más cortos como aparecen en los grabados de algunas tumbas.
Siglos después, los griegos y romanos usaban escudos de metal y redondos, adornados con grabados, los escudos eran más pequeños lo que daba movilidad. Los Vikingos también tenían grandes escudos de madera, los que colgaban en hileras en las bordas de sus naves.
En la época actual, los escudos siguen usándose por las fuerzas policiacas y antimotines para dispersar protestas y disturbios callejeros, es un escudo de plástico liviano y resistente a los impactos.

No podemos dejar de mencionar los escudos de los caballeros de la edad media, tan o más pesados que su propia armadura, al grado que sus escuderos tenían que cargar con ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores