Patrocinador1

Microordenador




Microordenador o Microcomputadora, dispositivo de computación de sobremesa o portátil, que utiliza un microprocesador como su unidad central de procesamiento o CPU. Los microordenadores más comunes son las computadoras u ordenadores personales, PC, computadoras domésticas, computadoras para la pequeña empresa o micros. Las más pequeñas y compactas se denominan laptops o portátiles e incluso palm tops por caber en la palma de la mano. Cuando los microordenadores aparecieron por primera vez, se consideraban equipos para un solo usuario, y sólo eran capaces de procesar 4, 8 o 16 bits de información a la vez. Con el paso del tiempo, la distinción entre microcomputadoras y grandes computadoras corporativas o mainframes (así como los sistemas corporativos de menor tamaño denominados minicomputadoras) ha perdido vigencia, ya que los nuevos modelos de microordenadores han aumentado la velocidad y capacidad de procesamiento de datos de sus CPUs a niveles de 32 bits y múltiples usuarios.
Los microordenadores están diseñados para uso doméstico, didáctico y funciones de oficina. En casa pueden servir como herramienta para la gestión doméstica (creación de documentos personales, bases de datos de diversos tipos y otras cuestiones, como el cálculo de impuestos) y como equipo de diversión (juegos de computadora, catálogos de discos y libros...). Los escolares pueden utilizarlos para hacer sus deberes y como fuente de información; de hecho, muchas escuelas utilizan ya estos dispositivos en la docencia de las diversas materias y como medio para obtener cultura informática. Las pequeñas empresas suelen adquirir microcomputadoras para el procesamiento de textos, para la contabilidad y el almacenamiento y gestión de correo electrónico.
ORÍGENES
El desarrollo de las microcomputadoras fue posible gracias a dos innovaciones tecnológicas en el campo de la microelectrónica: el circuito integrado, también llamado IC (acrónimo de Integrated Circuit), que fue desarrollado en 1959, y el microprocesador, que apareció por primera vez en 1971. El IC permite la miniaturización de los circuitos de memoria de la computadora y el microprocesador redujo el tamaño de la CPU al de una sola pastilla o chip de silicio. A esta época pertenece el microprocesador Intel 4004, una computadora en un chip.
El hecho de que la CPU calcule, realice operaciones lógicas, contenga instrucciones de operación y administre los flujos de información favoreció el desarrollo de sistemas independientes que funcionaran como microordenadores completos. El primer sistema de sobremesa de tales características, diseñado específicamente para uso personal, fue presentado en 1974 por Micro Instrumentation Telemetry Systems (MITS). El editor de Popular Electronics, una revista de divulgación tecnológica, convenció a los propietarios de este sistema para crear y vender por correo un equipo de computadora a través de su revista. El precio de venta de esta computadora, que recibió el nombre de Altair 8800, era relativamente asequible.
La demanda de este equipo fue inmediata, inesperada y totalmente abrumadora. Cientos de pequeñas compañías respondieron a ella produciendo computadoras para el nuevo mercado. La primera gran empresa de electrónica que fabricó y vendió computadoras personales, Tandy Corporation (Radio Shack), introdujo su modelo en 1977. Rápidamente dominó el sector, gracias a la combinación de dos atractivas características: un teclado y un terminal de pantalla de rayos catódicos. También se hizo popular porque se podía programar y el usuario podía guardar la información en una cinta de casete.
Poco tiempo después de la presentación del nuevo modelo de Tandy, dos ingenieros programadores, Stephen Wozniak y Steven Jobs, crearon una nueva compañía de fabricación de computadoras llamada Apple Computers. Algunas de las nuevas características que introdujeron en sus microcomputadoras fueron la memoria expandida, programas en disco y almacenamiento de datos de bajo precio y los gráficos en color. Apple Computers se convirtió en la compañía de más rápido crecimiento en la historia empresarial de los Estados Unidos. Esto animó a un gran número de fabricantes de microordenadores para entrar en este campo. Antes de finalizar la década de 1980, el mercado de los ordenadores personales se encontraba ya claramente definido.
En 1981 IBM presentó su propio modelo de microordenador, llamado IBM PC, para el que eligió el sistema operativo PC-DOS, de la recién creada empresa Microsoft Corporation. Aunque no incorporaba la tecnología de computación más avanzada, el PC se convirtió en un hito de este sector en ebullición. Demostró que la industria de los microordenadores era algo más que una moda pasajera y que, de hecho, los microordenadores eran una herramienta necesaria en el mundo empresarial. La incorporación de un microprocesador de 16 bits en el PC inició el desarrollo de micros más veloces y potentes. Su arquitectura abierta y la existencia de un sistema operativo al que podían acceder todos los demás fabricantes de computadoras, abrieron el camino para la estandarización de la industria. Pronto, la aparición de ordenadores clónicos trajo consigo el abaratamiento en los precios de estas máquinas. Columbia Data Products lanzó el primer IBM PC clónico en 1982; le seguiría Compacq con su propia versión, y a éstos, otros varios que contribuyeron a popularizar las máquinas. El mundo de los ordenadores personales se organizó a partir de entonces en dos grupos: el de los ordenadores compatibles IBM, fabricados por múltiples empresas, y el de los ordenadores Apple, desarrollados sólo por Apple Computer.
DESARROLLOS POSTERIORES
A mediados de la década de 1980 se produjeron una serie de desarrollos especialmente importantes para el auge de los microordenadores. Uno de ellos fue la introducción de un potente ordenador de 32 bits capaz de ejecutar sistemas operativos multiusuario avanzados a gran velocidad. Esta novedad redujo las diferencias entre micro y miniordenadores, dotando a cualquier equipo de sobremesa de una oficina con la suficiente potencia informática como para satisfacer las demandas de cualquier pequeña empresa y de la mayoría de las empresas medianas.
Otra innovación fue la introducción de métodos más sencillos y “amigables” para el control de las operaciones de las microcomputadoras. Al sustituir el sistema operativo convencional por una interfaz gráfica de usuario, las computadoras permiten al usuario seleccionar iconos —símbolos gráficos que representan funciones de la computadora— en la pantalla, en lugar de requerir la introducción de los comandos escritos correspondientes. Hoy ya existen nuevos sistemas controlados por la voz, pudiendo los usuarios operar sobre sus microordenadores utilizando las palabras y la sintaxis del lenguaje hablado.
El resultado de toda esta evolución es la existencia de ordenadores de gran potencia y con capacidades multimedia que se han convertido, no sólo en una herramienta de gran interés para la empresa, sino también en un elemento de ocio. El fenómeno Internet ha experimentado la explosión de los últimos tiempos debido, en gran medida, a la existencia de ordenadores personales en muchos hogares de nuestro entorno.
La miniaturización ha hecho aparecer también ordenadores personales portátiles de amplias prestaciones, algunos de tamaño tan pequeño que caben en la palma de la mano. Su interconexión con otros elementos móviles como el teléfono, hace prever una nueva existencia para todos estos dispositivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores