Patrocinador1

Electrodoméstico





Electrodoméstico, aparato, máquina o utensilio de uso doméstico que funciona mediante energía eléctrica; por extensión, el término se emplea para designar también aquellos aparatos que tienen un uso análogo y utilizan un gas combustible.
CLASIFICACIÓN
La creciente proliferación de diversos tipos de electrodomésticos, desde el congelador hasta el cuchillo eléctrico, hace cada vez más difícil una clasificación rigurosa. Desde el punto de vista exclusivamente mercantil se distinguen no obstante dos grandes grupos, identificables por su color tradicional: los electrodomésticos blancos y los electrodomésticos grises o negros. Puesto que el segundo grupo está constituido en la práctica por dispositivos para la grabación y la reproducción del sonido (magnetófonos o grabadoras, radios y tocadiscos, entre otros) o de la imagen (como cámaras y videocámaras, proyectores y televisores), en este artículo se tratarán sólo los más comunes —que son también en general los más importantes— del primer grupo. Se omite asimismo la interminable serie de los denominados ‘pequeños electrodomésticos’, como secadores, máquinas de afeitar eléctricas, batidoras y tostadoras, de sencillo e intuitivo funcionamiento.
COCINA ELÉCTRICA O DE GAS
Denominada estufa en algunos países, es un aparato multiuso utilizado para la cocción de alimentos. Está constituido, en general, por una serie de hornillos eléctricos (las ‘placas’) o de quemadores de gas (los ‘fuegos’), o bien por una combinación de ambos en número variable, y por un horno que puede también ser eléctrico o de gas, si bien son frecuentes los hornos provistos de ambos sistemas. En ocasiones, la cocina cuenta con un hueco inferior (llamado calientaplatos) que se utiliza para mantener calientes los platos recién cocinados.
CONGELADOR
Aparato que se utiliza para llevar rápidamente a una temperatura inferior a 0 ºC los alimentos que deben ser conservados durante mucho tiempo, o bien para conservar los productos ya congelados sin interrumpir la cadena de frío. Funciona básicamente como un frigorífico de compresión, al cual suele ir unido formando un único aparato, aunque a veces cuenta con un compresor propio.
ESTUFA ELÉCTRICA O DE GAS
Aparato para calentar el interior de la casa empleando como fuente de energía la electricidad o el gas. El elemento principal de las estufas eléctricas es una o más resistencias, de forma y potencia variables, que en la mayor parte de los casos calientan directamente el aire del entorno, y que pueden estar a la vista o detrás de una rejilla de protección; en otros tipos de estufas las resistencias hacen aumentar la temperatura de un fluido (habitualmente aceite) en un circuito cerrado. En este último caso, el funcionamiento es similar al de los radiadores de las instalaciones de calefacción central, y de hecho estos modelos tienen un aspecto semejante al de los radiadores portátiles, y son comúnmente llamados ‘radiadores de aceite’. En general, las estufas de gas emplean gas butano, contenido en bombonas de acero, y son del tipo denominado ‘catalítico’, constituidas por un gran contenedor con forma de paralelepípedo, montado sobre un carrito con ruedas, en el que se aloja la bombona del gas. En uno de los lados verticales, detrás de una rejilla de protección, se encuentra una placa provista de minúsculos agujeros por donde sale el gas, que, al arder, calienta el ambiente. Estas estufas, aunque son muy eficaces en cuanto a rendimiento, requieren ciertas precauciones de uso y un riguroso mantenimiento.
FRIGORÍFICO O REFRIGERADOR
Aparato que se utiliza para la conservación a baja temperatura de alimentos perecederos. Según el principio en el que se basa la producción del frío, se distinguen dos tipos, los de compresión y los de absorción. Para reducir la temperatura, los primeros utilizan la compresión y la posterior expansión de un gas, mientras que los de absorción aprovechan la evaporación y posterior condensación de una mezcla de agua y amoníaco calentada mediante una resistencia eléctrica (véase Refrigeración). El primer tipo está mucho más extendido que el segundo porque éste, aun teniendo la ventaja de ser absolutamente silencioso, consume mucho más.
HORNO DE COCINA
Se distinguen, básicamente, tres tipos de estos aparatos. Los hornos de gas van siempre incorporados a la cocina (estufa), en tanto que los eléctricos pueden constituir un aparato autónomo, ya que, al necesitar sólo un cable de conexión a la red eléctrica, son fácilmente trasladables. Distintos por su principio de funcionamiento son los hornos de microondas, que cuecen o calientan los alimentos por medio de radiaciones electromagnéticas de longitud de onda pequeña que provocan una agitación molecular de toda la sustancia sobre la que actúan; por ello, toda la masa se cuece rápida y uniformemente. Algunos hornos de microondas, sin embargo, están provistos también de una resistencia eléctrica que, accionada al terminar la cocción, hace posible dorar la superficie del alimento.
LAVADORA
Máquina que se utiliza para lavar ropa y diversos tejidos. Una resistencia eléctrica calienta el agua con detergente, que inunda un tambor metálico perforado donde se introduce la ropa. El lavado se realiza mediante la agitación del agua, producida por la rotación del tambor (que gira a veces en un sentido y otras en sentido contrario). Tras la expulsión del agua de lavado, tienen lugar varios aclarados en agua fría y finalmente un centrifugado —mediante una rotación muy rápida del tambor— que elimina prácticamente toda el agua de la ropa. En algunas lavadoras, después del centrifugado, se calienta el aire del tambor para secar la ropa.
LAVAPLATOS
Máquina para lavar vajillas, ollas y cubiertos. El tipo más común tiene como elemento esencial una bomba que envía chorros de agua (calentada por una resistencia eléctrica), desde distintos ángulos, contra los objetos debidamente colocados en rejillas fijas o, en ocasiones, giratorias. Al término del ciclo de lavado, incluido el enjuagado, una resistencia eléctrica se encarga de secar los platos. Los lavaplatos o lavavajillas más modernos están provistos de sistemas de seguridad que impiden la salida de agua incluso en caso de funcionamiento defectuoso, y de un dispositivo de parada de la bomba si la puerta está abierta.
PLANCHA
Aparato que se utiliza para alisar la ropa. En esencia, la habitual plancha ‘en seco’ está formada por una base metálica calentada por una resistencia eléctrica, debidamente aislada, cuya potencia es regulada mediante un reóstato situado bajo el asa. Las planchas ‘de vapor’ están provistas, además, de un depósito interno para el agua que se transforma en vapor por efecto del calor producido por la resistencia; saliendo por una serie de agujeros situados en la base, el vapor humedece el tejido y favorece así el planchado. Un tipo más perfeccionado está provisto de un depósito-caldera externo, con el que la plancha se comunica a través de un tubo flexible que cuenta, además del conducto del vapor, con algunos cables eléctricos de conexión. En la parte que comprende la caldera están situados la resistencia eléctrica que calienta el agua para producir el vapor, el interruptor de encendido y el termostato para el apagado automático —a fin de evitar un sobrecalentamiento—, en tanto que la plancha contiene una resistencia propia para calentar la base.
PULIDORA
Máquina constituida básicamente por una carcasa de chapa que contiene un motor eléctrico que acciona una serie de cepillos o de discos de fieltro, que pulen el suelo previamente tratado con cera o productos análogos. El motor acciona también unas aspas que aspiran el polvo de la zona donde actúan los cepillos, enviándolo a un saco-filtro de tela que debe ser periódicamente vaciado.
VENTILADOR
Aparato usado para ventilar los espacios cerrados, constituido por un motor eléctrico que acciona una paleta lo bastante grande para desplazar de manera regular y continua una masa de aire. Los diversos modelos se distinguen sobre todo por su potencia y sus dimensiones (los más grandes suelen ser también los más potentes y estar montados sobre una plataforma que se apoya sobre el suelo), así como por el plano de rotación de la paleta, que puede ser vertical (con posibilidad de ligeras inclinaciones para dirigir el flujo de aire hacia arriba o hacia abajo), oscilando a menudo lateralmente, o bien horizontal (en los modelos fijados al techo). En este último caso no es raro que en el centro de la paleta, pero naturalmente no conectada a ésta, se encuentre una lámpara con interruptor independiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores