Patrocinador1

La Sintagma




Sintagma, palabra o grupo de palabras relacionadas entre sí y que forman una unidad funcional.
Un sintagma puede relacionarse con otro u otros que existan en la oración y en él puede haber, a su vez, otro u otros sintagmas. En El niño estudia la lección de Geografía, existen dos sintagmas constituyentes inmediatos de la oración: el sintagma nominal el niño, cuyo núcleo es el sustantivo, que hace la función de sujeto, y el sintagma verbal, estudia la lección de Geografía, cuyo núcleo es el verbo. Pero, a su vez, dentro del sintagma verbal hay otro sintagma nominal, la lección de geografía, que funciona como complemento directo y cuyo núcleo es el sustantivo lección, y dentro de este sintagma se halla otro preposicional, de Geografía, que funciona como complemento de nombre de lección.
2
SINTAGMA NOMINAL
El sintagma nominal está integrado por un núcleo, que es un sustantivo o elemento nominal equivalente, que puede ir determinado o no por determinantes y acompañado de modificadores o subordinados que lo complementan: El niño moreno.
2.1
Forma
El núcleo es el único elemento necesario para la existencia del sintagma nominal; el núcleo del sintagma nominal es un sustantivo o un elemento léxico que esté sustantivado (véase Sustantivación). Como sustituto del nombre, puede utilizarse un pronombre: Alguien llamó; un infinitivo: El dormir es importante para la salud; u otros elementos sustantivados, como un adjetivo: Los buenos de la clase; un adverbio: El ayer recordado; una conjunción: Los porqués; o una interjección: Un ay penoso.
Los determinantes son palabras gramaticales, que identifican o cuantifican el concepto expresado por el núcleo y en español van antepuestos. Esta función es desempeñada por el artículo, los determinantes posesivos, demostrativos, indefinidos y numerales. Mediante el uso de un determinante, marcamos automáticamente la existencia de seres o realidades concretas: Un poema. Este libro. Mi pluma. Algún día. Ciertos determinantes marcan la especificidad y singularidad de lo determinado: El libro, este libro o mi libro.
Los modificadores del núcleo completan, precisan o restringen el significado de ese núcleo. Se les llama también complementos. La función de complemento del núcleo nominal o complemento del nombre es característica del adjetivo, aunque también puede ser desempeñada por un sustantivo, precedido de preposición: Una silla dorada; Una silla de madera; El arroz con leche; o también un sustantivo en aposición (el sustantivo se encuentra adjunto al núcleo sin preposición): El río Ebro; La ciudad dormitorio.
2.2
Función
Si el sintagma nominal es un constituyente inmediato de la oración, su función es la de sujeto; puede ser de dos clases: agente y paciente. Sujeto agente es quien realiza la acción verbal y concuerda con el verbo en número y persona: Luis come despacio. Sujeto paciente o receptor es el que recibe la acción del verbo: Los niños son amados por sus padres.
Si el sintagma nominal se encuentra dentro del sintagma verbal, formando parte de éste, puede desempeñar varias funciones, entre las que destacan:
Atributo, indica cualidades del sujeto a través de un verbo atributivo o copulativo, ser o estar: Luis es arquitecto.
Complemento directo, expresa lo que se dice del sujeto a través del verbo: Sergio estudia ‘lengua’; sirve para precisar, fijar o concretar el significado de los verbos transitivos; cuando el complemento directo se refiere a persona u objeto personificado, va precedido de la preposición a: María Jesús quiere ‘a’ sus padres.
Complemento indirecto, indica la persona o cosa personificada a quien va destinado el beneficio, provecho o daño de la acción verbal; va precedido de las preposiciones a o para: Sergio compró una casa ‘a’ sus padres. El niño compró un regalo ‘para’ su amigo.
Complemento circunstancial, indica en qué circunstancias, lugar, tiempo, modo, cantidad, compañía, medio... se desarrolla la acción verbal: Sergio estudia ‘cada día’ ‘dos horas’.
Aposición, función realizada por un sustantivo que complementa a otro sustantivo al que va apuesto, sin preposiciones: Sergio, tu vecino, ha venido; Lope de Vega, dramaturgo famoso, nació en Madrid.
Vocativo, forma expresiva que se utiliza con valor apelativo o exclamativo: Sergio, espérame. Complemento predicativo, complementa a la vez al verbo y a un sintagma nominal que funciona como sujeto o complemento directo: Nombraron a Sergio alcalde.
3
SINTAGMA VERBAL
El núcleo es el verbo en función de predicado y a él se refieren, directa o indirectamente, todos los complementos que forman el sintagma verbal.
4
FORMA
El núcleo del predicado verbal es un verbo predicativo, que tiene contenido semántico pleno; si tiene otros elementos dependientes, son los complementos.
Estos complementos pueden ser sintagmas nominales, adjetivos, preposicionales o adverbiales.
Los verbos que llevan un complemento directo que complementa su significación son verbos transitivos, y son verbos intransitivos cuando poseen una significación completa, cerrada en sí misma, que no requiere de complemento directo: Sergio enseñó el traje (complemento directo). Luis duerme; aunque ambos llevan o pueden llevar otros complementos. Complemento indirecto, indica a quién va dirigida la acción del verbo: Compré una casa a Carlos o para Carlos, el uso de las preposiciones a o para en este ejemplo varía el significado de la oración. Complemento de régimen, su uso es imprescindible para la comprensión de algunos verbos: Creo en vosotros; Habla de ello. Complementos circunstanciales, formados por sintagmas preposicionales: Sergio juega en la calle, con sus amigos, por las tardes; por sintagmas nominales: Todos los días, esta semana; o por sintagmas adverbiales: Lo hice ayer; Estoy aquí. Pueden indicar lugar: Vivimos en Madrid; tiempo: Iré el martes; modo: Escribe con cuidado; materia: El pan se hace con harina; instrumento: Corta el pan con cuchillo; compañía: Saldré con Sergio; cantidad: Te lo dije dos veces; finalidad: Estudié para médico.
Predicado nominal, su núcleo sintáctico es un verbo, pero desde el punto de vista semántico, lo atribuido es una cualidad o característica expresada por un elemento nominal o adjetivo, que califica o clasifica al sujeto; el verbo sirve de enlace entre el sujeto y el atributo. A estos verbos se les llama copulativos o atributivos: El perro es un animal; La casa estaba vacía; Sergio es agradable.
En el orden de palabras habitual, el sintagma nominal precede al sintagma verbal: Ese chico te está mirando, pero estos elementos pueden invertirse en la estructura superficial: Te está mirando ese chico. El orden concreto de las palabras dentro del sintagma y el orden de los sintagmas dentro de la oración depende de cada hablante, de sus predilecciones. Una misma persona emplea diferente orden de palabras según el oyente a quien se dirija, su intención expresiva o la intensidad de los sentimientos expresados. La posición del sintagma nominal con respecto al sintagma verbal puede seguir varios órdenes. Orden lógico: el sintagma nominal va en primer lugar, seguido del sintagma verbal: Ese chico te está mirando. Orden invertido: sintagma verbal antepuesto, interesa marcar anticipadamente la acción verbal: Te está mirando ese chico. Orden rítmico: muy frecuente en la poesía y con el fin de destacar unas palabras determinadas: Allí estaban, en la plazuela, los muchachos. Orden impulsivo, se coloca en primer lugar el sintagma verbal, porque lo que importa es recalcar la acción, como expresión de sentimientos: ¡Qué te mira ese chico!
5
SINTAGMA ADJETIVO
Su núcleo es un adjetivo, tiene valor independiente y funciona como modificador de un sintagma nominal: Los turbios ríos descendían la montaña, como complemento predicativo: Los ríos descendían turbios, o como atributo: Sergio estaba feliz. En cualquiera de los dos casos, la dependencia de los adjetivos respecto de los sustantivos a los que se refiere se manifiesta por la concordancia en género y número: Ríos turbios; Sergio feliz.
6
SINTAGMA PREPOSICIONAL
Es el sintagma formado por una preposición seguida de otro sintagma, generalmente nominal. Complemento directo, lleva la preposición a cuando se refiere a persona u objeto personificado: Vi a tu tío. Complemento indirecto, lleva las preposiciones a y para: Compré un regalo a Luis, o para Luis. Complementos circunstanciales, admiten el uso de todas las preposiciones: Luis trabaja en un taller, con su tío, por las mañanas. Complemento del nombre, es un sustantivo precedido de las preposiciones de, con: cama de madera, té con limón. Complemento agente, utilizado en construcciones de voz pasiva, va introducido por la preposición por: La ciudad fue conquistada por los romanos. Complemento de régimen, va precedido de las preposiciones: a, de, en, con, que vienen determinadas por el verbo: Pienso en mi madre; Sergio habla de política; Acabó con sus pesadillas.
7
SINTAGMA ADVERBIAL
Es el sintagma que tiene como núcleo un adverbio que, en ocasiones, puede ir complementado por un sintagma preposicional: Vivo ‘lejos de aquí’. Su función es la de complemento circunstancial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores