Patrocinador1

La LITERATURA ESPAÑOLA ACTUAL, el invento de la literatura






Javier Marías
El escritor Javier Marías, considerado por la crítica como uno de los valores más sólidos de la narrativa española actual, ha obtenido el éxito también entre los lectores con obras como El hombre sentimental, Todas las almas, Corazón tan blanco o Mañana en la batalla piensa en mí.

Con la llegada de la democracia (véase Transición española), la literatura española se hace cosmopolita, se desprende de la censura, se enriquece con los escritores que regresan del exilio y se contagia del boom de la novela hispanoamericana. La pluralidad es la característica más sobresaliente en la literatura que se hace en la España de los últimos años del siglo XX y los primeros del XXI. Tendencias como el experimentalismo y la renovación de géneros clásicos se mezclan, mientras que llama la atención la presencia de numerosas escritoras, en relación con épocas anteriores, que muestran la óptica de la nueva mujer española.
6.1
Poesía
A partir de 1980 —por marcar una referencia— la poesía española se ha hecho individual, fuera de grupos y escuelas. Cada creador se afirma y busca su expresión lingüística y estética, pero sin enfrentamientos con las generaciones y tendencias anteriores; es el caso de Blanca Andreu, Luisa Castro o César Antonio Molina, cuyas obras se aproximan en ocasiones al surrealismo. Aunque dentro de esta libertad creadora individualista, también surgen los poetas que miran atrás, que intentan acercarse a los clásicos, sin olvidar las innovaciones de la poesía contemporánea, como Antonio Colinas, Luis Antonio de Villena, Andrés Trapiello o Antonio Carvajal. A pesar de este individualismo, quizá sí se pueda hablar de una corriente relativamente extendida en estos años, la poesía de la experiencia, caracterizada por la expresión de vivencias cotidianas personales, utilizando, por lo general, un lenguaje coloquial y un tono irónico. Algunos de sus principales representantes son Luis García Montero, Felipe Benítez Reyes o Fanny Rubio. Destacan, asimismo, otros nombres, como Jon Juaristi y su poética de conciencia social; Julio Llamazares, creador de una poesía de carácter épico; Ana Rossetti, que ha cultivado la poesía de carácter erótico; y entre los poetas más recientes, Vicente Gallego, Almudena Guzmán, Leopoldo Alas, Miriam Reyes, Julieta Valero, José Luis Gómez Toré, Eva Chinchilla, Álvaro Tato o Elena Medel.
6.2
Novela
Eduardo Mendoza
Desde que en 1975 publicara su primera novela, La verdad sobre el caso Savolta, Eduardo Mendoza ha ocupado un lugar prominente en la narrativa española actual.

Los temas tratados, las técnicas utilizadas y las tendencias que se desarrollan en estos años son heterogéneos, desde la orientación existencial a la evocación o la reflexión, pasando por la novela histórica, el género policiaco o el relato fantástico. El panorama narrativo español presenta, asimismo, una nómina de autores variada. Junto a nombres consagrados —Cela, Delibes, Torrente Ballester…—, desarrolla su actividad una generación de escritores nacidos alrededor de 1950, influidos por la instauración de la democracia y el mayo francés del 68 más que por la posguerra —Julio Llamazares, Manuel de Lope, Luis Landero, Rosa Montero…— además de narradores tan destacados de la literatura española del siglo XX como Francisco Umbral, Carmen Martín Gaite, Juan Benet, Álvaro Pombo o Juan Goytisolo. En estos años el cuento vive un momento de gran desarrollo, en gran parte por la influencia de autores hispanoamericanos como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar o Augusto Monterroso, siendo algunos de los escritores españoles que cultivan este género José María Merino, Enrique Vila-Matas o, en sus inicios, Juan Manuel de Padra.
Lucía Etxebarria
La escritora vizcaína Lucía Etxebarria, colaboradora habitual en diversos medios de comunicación, ha sido galardonada con prestigiosos premios literarios, como el Premio Nadal, el Premio Primavera de Novela y el Premio Planeta.

Asimismo, entre los autores importantes de la narrativa actual, sin que ello suponga detrimento para los no nombrados, cabe citar a Mercedes Salisachs, que ha ido desarrollando su carrera literaria durante varias décadas sin perder vigencia; Eduardo Mendoza, que en sus novelas, localizadas casi todas ellas en Barcelona, combina el humor con el misterio y la descripción magistral de personajes; el escritor y periodista Juan José Millás; Juan Eslava Galán; Adelaida García Morales; Arturo Pérez-Reverte, reconocido por sus novelas de misterio con base histórica; Almudena Grandes; Antonio Muñoz Molina, uno de los grandes talentos, autor de novelas como El invierno en Lisboa o Separad; Gustavo Martín Garzo o Javier Marías, autor de una prosa rica y precisa. De los narradores más actuales cabe destacar a Luisa Castro, Suso de Toro, Clara Sánchez, Lucía Etxebarria, el autor de novelas de viajes Javier Reverte, Carlos Ruiz Zafón o la prematuramente desaparecida Dulce Chacón, que dejó un legado literario comprometido con las mujeres, los inmigrantes y los desfavorecidos. Además, el panorama narrativo español continúa incorporando cada día nuevos autores a su nómina, como son Ray Loriga, José Ángel Mañas, Benjamín Prado o Pedro Maestre.
6.3
Teatro
Antonio Gala
El escritor español Antonio Gala se dió a conocer como autor dramático, alcanzó gran notoriedad con sus novelas en la década de 1980 y en la década de 1990 ha conseguido un éxito de público inaudito en la historia de las letras españolas como poeta.

Con la llegada de la democracia, el panorama teatral español recupera obras y autores hasta entonces proscritos por la censura; se revitaliza la actividad de ciertos grupos de teatro independiente, como Comediants, La Fura dels Baus o Els Joglars, al tiempo que continúan estrenando con cierta regularidad autores como Antonio Gala. Asimismo, en estos años se desarrolla un teatro social y experimental, cuyo ejemplo más destacado es la obra de Francisco Nieva, a la vez que se representan obras en tono de comedia con gran éxito comercial, como las de Juan José Alonso Millán. Entre los dramaturgos más importantes de esta etapa, destacan, junto a Nieva, José Sanchis Sinisterra, autor de la pieza de carácter histórico ¡Ay, Carmela! (1986); José Luis Alonso de Santos, que revitalizó el género costumbrista con obras como La estanquera de Vallecas (1981), o Fermín Cabal, creador de piezas con gran carga satírica. De los dramaturgos más actuales, merecen ser nombrados, entre otros, Ernesto Caballero, Paloma Pedrero, Yolanda Pallín, Juan Mayorga o Ignacio García May.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores