Patrocinador1

El invento de la Copa del Mundo de fútbol




Selección alemana campeona del mundo en 1974
En la imagen aparecen algunos de los miembros de la selección nacional de la República Federal de Alemania que conquistó la Copa del Mundo de fútbol en 1974. En la fila superior, de izquierda a derecha: Heinz Flohe, Gerd Müller, Jürgen Grabowski, Paul Breitner, Georg Schwarzenbeck y, entre dos técnicos, Bernd Cullmann. En la fila inferior, de izquierda a derecha: Jupp Heynckes, Rainer Bonhof, el seleccionador Helmut Schön, el capitán Franz Beckenbauer con el trofeo en sus manos, Bernd Hölzenbein, Berti Vogts y Wolfgang Overath.

Copa del Mundo (fútbol), torneo internacional de fútbol que se celebra cada cuatro años, considerado uno de los acontecimientos más populares en el ámbito del deporte. La Copa del Mundo tiene un seguimiento apasionado en todo el planeta. Creada en 1930 con sólo trece equipos, en la actualidad, a lo largo de todas sus fases, involucra a prácticamente todos los países del mundo. Los equipos nacionales participan en eliminatorias previas en su propio continente, clasificándose 32 selecciones para jugar la fase final.
2
HISTORIA
Giuseppe Meazza, en primer plano, marca un gol en el transcurso de un partido disputado en el Arena de Milán que enfrentó a su equipo, el Inter, y al Brescia. Vencedor de dos ediciones consecutivas de la Copa del Mundo (1934 y 1938) con la selección nacional italiana, Meazza está considerado el mejor futbolista de su país en la etapa anterior a la II Guerra Mundial.

En 1904, representantes de siete asociaciones europeas de fútbol (Francia, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, España, Suecia y Suiza) fundaron un organismo rector de este deporte llamado Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA). En este primer encuentro la FIFA determinó organizar un campeonato mundial, pero pasaron 26 años hasta que se dieron las condiciones para hacerlo. Entre otras disposiciones, la FIFA consideró que el nivel de juego fuera de Europa era suficiente para llevar a cabo una competición de este tipo y que las ligas profesionales habían evolucionado de forma que los Juegos Olímpicos, restringidos entonces a atletas aficionados, ya no representaban el nivel más alto de competición en el mundo.
Antonio Ramallets
En este caso la estirada del portero español Antonio Ramallets resultó inútil y el disparo del brasileño Ademir acabó entre las redes. La jugada se produjo el 16 de julio de 1950, en el transcurso de la fase final de la Copa del Mundo disputada aquel año en Brasil. No obstante, por su brillante actuación en esta competición, Ramallets fue apodado El gato de Maracaná.

En 1930 se celebró en Uruguay la primera Copa del Mundo, que fue ganada por el país anfitrión tras vencer en la final a Argentina. A pesar de no recibir el respaldo de los países europeos más fuertes, el torneo tuvo un gran éxito económico y suscitó el interés internacional.
Fritz Walter
Fritz Walter, capitán de la selección nacional de la República Federal de Alemania que se alzó con el triunfo en la Copa del Mundo disputada en 1954 en Suiza.

También repercutió de forma positiva en los principales países europeos, excepto en el Reino Unido, donde sus federaciones nacionales (Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales) no eran miembros de la FIFA y rehusaron participar en este campeonato. El régimen fascista del italiano Benito Mussolini ganó popularidad al organizar en Italia el torneo de 1934, que de nuevo fue ganado por el país anfitrión. La Copa del Mundo se hizo tan popular que en la edición de 1938 participaron 36 equipos y se jugaron eliminatorias preliminares para determinar los dieciséis finalistas. El torneo se celebró en Francia, e Italia consiguió su segundo título.
Uwe Seeler
El legendario futbolista alemán Uwe Seeler, en la imagen, participó en cuatro fases finales de la Copa del Mundo, las disputadas en Suecia (1958), Chile (1962), Inglaterra (1966) y México (1970). En todas ellas consiguió marcar algún gol.

La II Guerra Mundial supuso un alto en la mayoría de las actividades deportivas internacionales y la Copa del Mundo no volvió a jugarse hasta 1950, esta vez en Brasil. Inglaterra participó por primera vez, pero sufrió la humillación de perder 1-0 contra Estados Unidos y ser eliminada en la primera ronda. Uruguay volvió a ganar el torneo batiendo en la final a Brasil. Alemania Occidental ganó en Suiza el torneo de 1954 derrotando en la final a la favorita Hungría, que se había mantenido imbatida en competiciones internacionales durante cuatro años.
Jairzinho
En la imagen, el futbolista brasileño Jairzinho durante un partido que enfrentó en 1978 a su selección nacional y a la de la República Federal de Alemania. Delantero de fuerte disparo, Jairzinho participó con Brasil en tres fases finales de la Copa del Mundo, las disputadas en Inglaterra (1966), México (1970) y Alemania (1974), y consiguió el triunfo en la segunda de ellas.

En 1958, las habilidades técnicas del equipo brasileño eran la admiración del mundo entero. Aunque Brasil se había clasificado en todos los torneos de la Copa del Mundo, el país aún no había conseguido el título. Los brasileños justificaron por fin su potencial en la Copa del Mundo de 1958 en Suecia, ganando el campeonato después de haber asombrado en los partidos de la competición. La estrella del equipo fue un asombroso jugador de 17 años llamado Edson Arantes do Nascimento, conocido mundialmente por su apodo, Pelé, quien fue la máxima estrella del fútbol mundial durante los doce años siguientes. Brasil volvió a ganar el campeonato de 1962, en Chile, incluso con un Pelé lesionado que estuvo sentado en el banquillo gran parte del campeonato.
Roberto Rivelinho
Debido a la potencia de su disparo, el futbolista brasileño Roberto Rivelinho fue apodado Patada Atómica. Con la selección nacional de Brasil participó en tres fases finales de la Copa del Mundo, las disputadas en México (1970), Alemania (1974) y Argentina (1978), y conquistó el trofeo en la primera de las citadas ediciones.

En 1966 la Copa del Mundo se jugó en el lugar de nacimiento del fútbol, cuando Inglaterra fue la anfitriona del evento. Inglaterra ganó el torneo batiendo a Alemania Occidental después de una prórroga. Cuatro años después la Copa del Mundo se disputó en México; en 1970 el fútbol —especialmente en Europa— se había vuelto muy defensivo. Los italianos habían desarrollado un sistema de juego, el catenaccio, que desplegaba una sólida y muy poblada defensa, reservando a la posibilidad del contraataque todo el juego ofensivo. Sin embargo, en la final fueron derrotados por el fútbol espectacular de los brasileños, capitaneados por un Pelé que contaba entonces con 29 años. Brasil se convirtió así en el primer país que ganaba el trofeo tres veces.
Gerd Müller
El famoso Torpedo Müller desarrolló una brillante trayectoria como futbolista. Con su club, el Bayern de Munich, se proclamó campeón de la Copa de Europa durante tres años consecutivos (1974-1976); con la selección nacional de la República Federal de Alemania se impuso en la Copa del Mundo de 1974.

Los holandeses impusieron su juego en la década de 1970, cuando desarrollaron un estilo que fue conocido como “fútbol total”, en el que cada jugador era capaz de atacar o defender según lo pidiera la situación. Liderados por su capitán y máxima estrella, Johan Cruyff, los holandeses jugaron la final contra Alemania, anfitriona del torneo en 1974. Los alemanes, con Franz Beckenbauer a la cabeza, ganaron el partido y se convirtieron en los nuevos campeones del mundo. Los holandeses llegaron a la final de nuevo en 1978 y volvieron a perder con los anfitriones, en este caso la selección de Argentina liderada por Mario Alberto Kempes, en la prórroga.


En 1982 el número de finalistas se incrementó de 16 a 24, permitiendo participar a países supuestamente más débiles. El campeonato se jugó en España, e Italia venció a Alemania en el partido de la final, obteniendo su tercer campeonato.
Berti Vogts
El futbolista alemán Berti Vogts (en la imagen, en una fotografía reciente) consiguió el mayor triunfo de su carrera deportiva en 1974, cuando se proclamó campeón del mundo con su selección nacional tras derrotar al combinado neerlandés. Johan Cruyff, la gran figura de éste, no brilló a su altura habitual, en parte por el marcaje al que fue sometido por Vogts.

En 1986, México se convirtió en el primer país que organizó la Copa del Mundo por segunda vez. Argentina ganó el campeonato, en gran parte por la magnífica actuación de su capitán, Diego Armando Maradona. El partido que Argentina disputó con Inglaterra se convirtió en histórico por dos cuestiones; en primer lugar al conseguir Maradona un gol con la mano, que el árbitro dio como legal, y que el propio jugador reconoció después, al afirmar que había sido “la mano de Dios”. Minutos después, Maradona dribló desde su propio campo a cuantos adversarios le salieron al paso y consiguió uno de los goles más impresionantes que se hayan marcado en la historia del fútbol. En la final Argentina derrotó a Alemania Occidental, dirigida por Beckenbauer.
Dino Zoff
Tras poner fin a su dilatada trayectoria como portero, durante la cual conquistó numerosos campeonatos con la Juventus de Turín y una Copa del Mundo (1982) con Italia, Dino Zoff inició una nueva carrera como entrenador, que culminó en 1998 con su nombramiento como seleccionador nacional italiano.

Alemania Occidental tuvo su revancha en la Copa del Mundo de 1990, en Italia, batiendo a Argentina por 1-0 en la final. El bajo resultado del encuentro simbolizó un torneo decepcionante que produjo un promedio de 2,2 goles por partido, el más bajo de toda la historia de la competición.
Mauro Silva
En la imagen, el futbolista brasileño Mauro Silva con la camiseta de la selección nacional de su país. Defendiendo sus colores conquistó la Copa del Mundo en 1994 y la Copa América en 1997.

La FIFA celebró la Copa del Mundo de 1994 en Estados Unidos, esperando incrementar la popularidad del fútbol en este país. Fue un éxito de público, llenándose los aforos de los nueve estadios en los que se celebró la competición. La FIFA introdujo nuevas reglas para proteger a los jugadores ofensivos y hacer el juego más vistoso. Aunque casi todos los equipos clasificados para los cuartos de final eran europeos (Brasil era la única excepción), el campeonato demostró que los niveles de juego eran similares en todo el mundo: Nigeria y Arabia Saudí derrotaron a selecciones supuestamente superiores, y el equipo de Estados Unidos consiguió una de las grandes sorpresas del campeonato cuando ganó a Colombia. Por primera vez en la historia la final se resolvió en los penaltis, en los que Brasil venció a Italia y se convirtió en el primer equipo tetracampeón mundial.
Carlos Valderrama
El centrocampista colombiano Carlos Valderrama conduce el balón durante una acción de un partido correspondiente a la Copa del Mundo de 1994.

La selección nacional francesa se adjudicó la Copa del Mundo disputada en 1998. Francia, anfitriona de dicha edición, se impuso en la final por tres goles a cero a Brasil (que no pudo alcanzar el pentacampeonato). Los dos primeros tantos fueron marcados por Zinedine Zidane, que se convirtió en el jugador más destacado del torneo, y el tercero y último por Emmanuel Petit. El tercer puesto fue para Croacia, combinado que participaba por vez primera en la competición y cuyo delantero centro, Davor Suker, se proclamó máximo goleador del Mundial con seis dianas. La selección nacional de los Países Bajos ocupó el cuarto lugar, tras haber desplegado, en opinión de muchos técnicos, el juego más brillante.
La primera Copa del Mundo del siglo XXI fue singular en muchos aspectos. Por vez primera se disputó en el continente asiático, y también por vez primera fue organizada de forma conjunta por dos estados, Japón y Corea del Sur. A lo largo del torneo, muchos países hasta entonces “menores” en el ámbito futbolístico protagonizaron grandes sorpresas. De hecho, Turquía y Corea del Sur ocuparon, respectivamente, los puestos tercero y cuarto. No obstante, el partido final fue jugado por dos clásicos. En dicho encuentro, Brasil derrotó a Alemania por 2-0 y logró su quinto título. Los jugadores más destacados de la nueva pentacampeona fueron Roberto Carlos, Ronaldinho Gaúcho, Rivaldo y Ronaldo. Este último, la gran figura del Mundial, fue también el máximo goleador del mismo, con ocho goles (dos de ellos, los que otorgaron el trofeo a su equipo).
Brasil partía como gran favorita para revalidar su corona en Alemania 2006. Pero la sorpresa saltó en cuartos de final, cuando fue eliminada por una Francia que aún mantenía en su once titular a bastantes jugadores pertenecientes a una generación que muchos consideraban crepuscular. Sin embargo, el combinado galo, estructurado en torno a la veteranía de Fabien Barthez, Lilian Thuram, Patrick Vieira, Claude Makelele, Zidane o Thierry Henry, accedió a la final tras imponerse a España en octavos, al conjunto canarinho, y a Portugal en semifinales. En el encuentro decisivo, Italia ganó el trofeo en la tanda de penaltis (luego de acabar con empate a un gol el partido y la prórroga) y se convirtió, por cuarta vez, en campeona del mundo. La squadra azzurra (que tuvo entre sus principales baluartes al portero Gianluigi Buffon; a los defensas Fabio Cannavaro, Gianluca Zambrotta y Marco Materazzi; a los centrocampistas Andrea Pirlo y Gennaro Gattuso; a Francesco Totti y Alessandro del Piero, alternando en la media punta; y a Luca Toni como ariete titular) había dejado en el camino a Australia, Ucrania y, en semifinales, a la selección anfitriona. Esta ocupó la tercera plaza de la competición (Portugal, la cuarta) y su delantero centro, Miroslav Klose, resultó, con cinco goles, máximo artillero del torneo.

Vencedores de la Copa del Mundo de fútbol

AÑO
CAMPEÓN
GOLES
SUBCAMPEÓN
GOLES
LUGAR
1930
Uruguay
4
Argentina
2
Montevideo, Uruguay
1934
Italia
2
Checoslovaquia
1
Roma, Italia
1938
Italia
4
Hungría
2
París, Francia
1950
Uruguay
2
Brasil
1
Río de Janeiro, Brasil
1954
Alemania
3
Hungría
2
Berna, Suiza
1958
Brasil
5
Suecia
2
Estocolmo, Suecia
1962
Brasil
3
Checoslovaquia
1
Santiago, Chile
1966
Inglaterra
4
Alemania
2
Londres, Inglaterra
1970
Brasil
4
Italia
1
Ciudad de México, México
1974
Alemania
2
Países Bajos
1
Munich, Alemania
1978
Argentina
3
Países Bajos
1
Buenos Aires, Argentina
1982
Italia
3
Alemania
1
Madrid, España
1986
Argentina
3
Alemania
2
Ciudad de México, México
1990
Alemania
1
Argentina
0
Roma, Italia
1994
Brasil
0*
Italia
0
Pasadena, EEUU
1998
Francia
3
Brasil
0
Saint-Denis, Francia
2002
Brasil
2
Alemania
0
Yokohama, Japón**
2006
Italia
1*
Francia
1
Berlín, Alemania
* Ganadores por penaltis.
** La competición se desarrolló por primera vez en dos países: Japón y Corea del Sur.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores