Patrocinador1

El invento del Convento de San Agustín de Acolman





Convento de San Agustín (Acolman)
La portada del convento de San Agustín, en Acolman (México), es uno de los ejemplos más representativos del estilo plateresco en Nueva España. En la década de 1920 fue declarado monumento nacional.


Convento de San Agustín (Acolman), convento agustino erigido en Acolman (estado de México), su portada es uno de los ejemplos más representativos del estilo plateresco en Nueva España. En la década de 1920 fue declarado monumento nacional.
La iglesia es de una sola nave, rematada en ábside ochavado y cubierta por bóvedas de medio cañón y de crucería. Al exterior presenta una hermosa fachada-retablo dividida en dos cuerpos. En el inferior destacan cuatro columnas adosadas de fuste abalaustrado, dos a cada lado del vano central. Entre ellas se abren sendos nichos que cobijan las imágenes de los fundadores de la Iglesia: san Pedro y san Pablo. En las enjutas del arco de entrada aparece representada la anunciación, con el ángel Gabriel a un lado y la Virgen al otro. En el segundo cuerpo, debajo de la ventana, preside el conjunto la figura de Cristo Rey entre dos ángeles músicos. También son de gran interés los dos gigantes cargados con cestas de frutas. Este último motivo vuelve a aparecer en las dovelas del arco inferior. A la derecha de la fachada asoma, desde el segundo piso, la capilla abierta.
El claustro está dividido en dos niveles, con cuatro arcos por lado en el inferior y seis en el superior. En sus paredes se conservan unos frescos de gran belleza en los que aparecen representadas escenas de la vida de Cristo. Destacan de forma especial el del Juicio Final y el del Calvario. También son notables las pinturas murales del presbiterio de la iglesia y las del refertorio. Aunque la fundación del convento data de 1539, las obras no concluyeron hasta 1560, según reza una inscripción en la portada de la iglesia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores