Patrocinador1

Teatro indio y del Sureste asiático




El invento del Teatro indio y del Sureste asiático


El teatro indio en sánscrito floreció en los siglos IV y V. Las piezas, complejas y épicas, estaban estructuradas sobre la base de nueve rasas, o humores, más que en los personajes, ya que el eje de las obras eran las cuestiones espirituales. Sin embargo, se utilizaban historias extraídas de la gran épica hindú, el Mahabharata y el Ramayana. Los escenarios tenían una decoración laboriosa, pero no se usaban técnicas representacionales. Los movimientos de cada parte del cuerpo, la recitación y la canción estaban rígidamente codificadas. Las marionetas y el teatro danzado, especialmente el kathakali, han sido también muy apreciados en varios momentos de la historia de la India. Véase Danzas clásicas de India.
En otros lugares del Sureste asiático, el teatro de marionetas es la forma dominante, en especial el wayang kulit, o marionetas de sombras, en Java. En algunos sitios las marionetas son tan apreciadas que los actores estudian sus movimientos para imitarlos.
5.2
Teatro chino

Ópera china de Pekín
La ópera de Pekín es la forma teatral china más famosa y combina la danza, el teatro, la música y la acrobacia. En ella los personajes se relacionan con tipos de voz: los protagonistas masculinos son barítonos; los secundarios masculinos (generalmente amantes o estudiantes imberbes) cantan en falsete; y los personajes femeninos virtuosos, en alto falsete. Los actores utilizan un elaborado maquillaje o máscaras. Entre los instrumentos se incluyen el laúd de arco y el punteado, tambores, campanas, gongs, címbalos, flautas de bambú y oboes. Este fragmento pertenece a la ópera regional Chaozhou Bai Lixi se reconcilia con su mujer.

El teatro chino empezó a desarrollarse en el siglo XIV; era muy literario y tenía convenciones muy estrictas. Desde el siglo XIX, sin embargo, ha sido dominado por la ópera de Pekín. En ella se da una importancia primordial a la interpretación, el canto, la danza y las acrobacias más que al texto literario. De hecho, la representación puede describirse como una colección de extractos de varias obras literarias combinados con una exhibición acrobática. La acción tiende a ser oscura y el énfasis se centra en la habilidad de los actores. El escenario es una plataforma desnuda con el mobiliario estrictamente necesario. Las acciones son estilizadas, los papeles codificados y el maquillaje es elaborado y grotesco; los colores son simbólicos. Bajo el gobierno comunista la temática ha cambiado, pero el estilo ha seguido siendo más o menos el mismo.
5.3
Teatro japonés

Escena de Suicidio doble
Masahiro Shinoda dirigió, en 1969, Shinju ten no amijima (Suicidio doble), utilizando la técnica japonesa del bunraku, que consiste en manipular títeres o muñecas mediante cables y palancas.

El teatro japonés es quizá el más complejo de Oriente. Sus dos géneros más conocidos son el teatro nō y el kabuki. Nō, el teatro clásico japonés es estilizado; la síntesis de danza-música-teatro extremadamente controlada intenta evocar un ánimo particular a través del relato de un hecho o historia. Está muy relacionado con el budismo Zen. El apogeo del nō tuvo lugar en el siglo XV. El kabuki data del siglo XVI y es más popular en estilo y contenido. Otros géneros dramáticos japoneses son el bugaku, un refinado teatro danzado, así como un teatro de marionetas o muñecos llamado bunraku, en el que los intérpretes sobre el escenario manipulan unas marionetas casi de tamaño natural. Todas las formas dramáticas se apoyan en el ritual, la danza y la tradición. Son elegantes y bellas, y ponen el énfasis en valores opuestos a los del teatro occidental.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores