Patrocinador1

El invento de la Casa flotante




Casa flotante
Casa flotante, embarcación diseñada como vivienda para navegar en vías fluviales. En su forma básica esta embarcación presenta un calado pequeño, un casco tipo gabarra y una estructura interior de vivienda. Algunos barcos tienen propulsión propia (remos, velas o motor) y otros tienen que ser remolcados. El uso de barcos especialmente diseñados y acondicionados para vivienda permanente se remonta a la antigüedad. Los chinos y otros pueblos orientales ya utilizaban este tipo de embarcación hace siglos. Los romanos construyeron palacios y templos flotantes. A principios del siglo XIX era corriente ver en los ríos norteamericanos (Ohio, Mississippi, etc.) cabañas sobre balsas o viviendas sobre barcazas. Últimamente se está extendiendo la utilización de casas flotantes como residencia veraniega.
En el siglo XIX, con el fin de utilizar las casas flotantes como barcos de recreo, se los dotó de motores diesel o de gasolina y de cascos más sofisticados especialmente diseñados para aguas interiores. Algunas casas flotantes disponen de motores de gran potencia que les permiten desplazarse a velocidades de entre 25 y 35 nudos, así como realizar recorridos costeros con buen tiempo.
Las casas flotantes modernas (con esloras de entre 9 y 30 m) pueden disponer desde pequeños habitáculos a amplias habitaciones con un alto grado de confort. Sus cascos están construidos con fibra de vidrio, acero o madera y por su diseño pueden fondear en aguas poco profundas e incluso en playas. Algunas embarcaciones disponen de sistemas de doble cableado, uno para la batería y otro para la conexión a la toma eléctrica en tierra firme, y están equipadas con ruedas retráctiles para su transporte por carretera.
En muchos países el riesgo de contaminación del agua por parte de estas embarcaciones está dando lugar al establecimiento de una normativa cada vez más estricta para este tipo de navegación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores