Patrocinador1

El invento del Palacio Museo Topkapi




Palacio Museo Topkapi
El legendario palacio Museo Topkapi
En este intrincado laberinto de pabellones abovedados, que comenzó a construirse en 1459, se cobija un tesoro de incalculable valor. El edificio fue convertido en museo en 1924, tras la proclamación del régimen republicano en Turquía.





Patio de las Favoritas del palacio de Topkapi
En este palacio, las habitaciones de las favoritas se situaban en el ala derecha, frente a las de los príncipes. La Galería de los Espejos, del siglo XVIII, en la primera planta, tenía dos escaleras secretas que llevaban desde las habitaciones del sultán otomano a las de sus favoritas. Las concubinas y los eunucos (hombres castrados que custodiaban a las mujeres) disponían de otros patios.


Palacio Museo Topkapi, residencia principal, situada en Estambul, de los sultanes del Imperio otomano y sede de su gobierno desde 1465 hasta 1853.
El complejo de edificios que forma el palacio Topkapi recibe su nombre de la puerta del Cañón, situada en el rompeolas del palacio, que fue destruido en el siglo XIX. La construcción del palacio se inició en 1459 por orden del sultán Mehmet II el Conquistador, que había tomado Constantinopla (hoy Estambul) seis años antes y estableció su corte en el palacio en 1465. En 1853, tras numerosas ampliaciones e incendios esporádicos, la corte se trasladó al palacio Dolmabahçe. Después de servir de residencia a los harenes de anteriores sultanes hasta 1909, se convirtió en museo en 1924, tras la proclamación del régimen republicano en Turquía.
Topkapi no fue sólo el lugar de residencia sino también la sede del gobierno de los sultanes otomanos y de sus jenízaros (unidades militares de elite). Sus edificios, separados por grandes puertas que daban a cuatro grandes patios y varios jardines, incluían por lo tanto el diván, en el que trabajaban los grandes visires (primeros ministros) y otros funcionarios, la escuela del palacio para los funcionarios otomanos y otros espacios privados como las cocinas del palacio, el guardarropa imperial y el harén. Los objetos del Museo, expuestos tanto en éstos como en otros edificios, no son sino selecciones de las enormes colecciones que los sultanes poseían de relojes, armaduras, armas, piezas de cerámica y cristal, trajes imperiales, diamantes y otras joyas, unas 13.000 pinturas en miniatura, así como otros objetos artísticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores