Patrocinador1

Lengua danesa




Lengua danesa
Lengua danesa, lengua  indoeuropea perteneciente a la subfamilia germánica dentro de la rama escandinava oriental.
Como el sueco, el noruego y el islandés, el danés procede de una lengua troncal escandinava que cabe rastrear en las inscripciones rúnicas del siglo III d.C. En tiempos de los vikingos (c. 800-1050), surgieron cambios importantes en esa lengua troncal, lo que llevó a establecer diferencias entre los dialectos escandinavos orientales, de donde surgieron el danés y el sueco, y entre los dialectos occidentales, que son el origen del noruego y el islandés.
Diacrónicamente el danés se divide en tres grandes periodos: el danés antiguo (800-1100), el medio (1100-1500) y el moderno (desde 1500).
2
EL DANÉS ANTIGUO Y MEDIO
Se han conservado ejemplos del danés antiguo en numerosas inscripciones rúnicas (250-800) encontradas en Jutlandia, al sur de Suecia. El inicio del danés medio está escasamente representado por algunos nombres propios que aparecen en los documentos redactados en latín durante el siglo XII, sin embargo tiene una gran presencia en las primeras leyes danesas. El estudio de estas fuentes y los datos obtenidos demuestran que en aquellos momentos no existió una lengua común, sino que se utilizaron tres lenguas regionales: la de Escania (por entonces parte de Dinamarca), la de Zelandia y la de Jutlandia. El danés medio sufrió cambios importantes, como la uniformidad de las terminaciones flexivas, la simplificación de la gramática y la asimilación de muchos préstamos léxicos, procedentes, sobre todo, del bajo alemán, a través del contacto con los comerciantes de la Liga janseática. El zelandés, por ser el utilizado en los asuntos administrativos y legales, se convirtió en norma activa para el uso común.
3
DANÉS MODERNO.
En torno a 1500, ya habían aparecido sus principales características y empezó a usarse como lengua nacional. Durante la Reforma se imprimieron y dieron a conocer por escrito los acontecimientos ocurridos, lo que condujo a una transformación considerable de la ortografía medieval y contribuyó al desarrollo de un vocabulario culto propio de la lengua literaria. Su expansión geográfica tuvo lugar cuando pasó a ser lengua oficial de Noruega, que por entonces estaba unida a Dinamarca. Sin embargo, por influencia del humanismo, en los textos literarios se utilizó el latín aproximadamente desde 1550 hasta 1700. A lo largo de la última mitad del siglo XVII, en la corte se hablaba alemán, del que el danés adoptó numerosos términos, muchos de los cuales fueron desechados más tarde. A principios del siglo XVIII, el desarrollo de esta lengua estaba prácticamente concluido, y adquirió significación cultural y literaria, en especial a través de la obra del poeta, dramaturgo e historiador Ludvig Holberg.
Durante los siglos XIX y XX, los dialectos van asimilándose a la lengua hablada y escrita que cuenta con un léxico más numeroso gracias a préstamos de origen alemán, francés e inglés, muchos de los cuales son términos técnicos. En 1871, se fija y normaliza la ortografía del danés, aunque se llevarán a cabo posteriores revisiones. A partir de la reforma de la escritura que se adopta en 1948 los nombres ya no se escriben con mayúscula inicial y el dígrafo danés aa se ha sustituido por el signo å, lo que le aproxima al noruego y al sueco. El danés moderno tiene dos casos (nominativo y genitivo) y dos géneros (masculino y femenino). Uno de sus rasgos más característicos es su modo de articulación sonora, que tuvo su origen en el acento tonal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores