Patrocinador1

Lenguas chinotibetanas




El invento de las Lenguas chinotibetanas
Mapa de las lenguas chinotibetanas
Mapa de las lenguas chinotibetanas
La clasificación de la familia de lenguas chinotibetanas es muy difícil de establecer. No obstante, este grupo está dominado por la subfamilia chinítica, la más importante de Asia. La subfamilia tibetanobirmana está integrada por unas 300 lenguas que se hablan en Tíbet, Birmania (Myanmar) y regiones vecinas.


Lenguas chinotibetanas, familia compuesta por más de trescientas lenguas que se hablan al norte de la India hasta Taiwan por el este y desde China hasta la península de Malaca por el sur. Se suelen clasificar en dos grandes subfamilias: la chinítica, integrada por el mandarín, cantonés y las demás lenguas de China (véase Lengua china); la otra subfamilia es la tibetanobirmana, cuyos miembros más estudiados, son la tibetana y la birmana. Esta subfamilia es muy difícil de clasificar, dado que está integrada por un mayor número de lenguas que la chinítica, que hablan también un mayor número de grupos étnicos, aunque menor número de personas. La escritura tibetana procede del alfabeto indio que trajeron los monjes budistas entre los siglos VII y X; es parecido al que emplean las lenguas indoarias. La escritura birmana en su forma inicial procede de las lenguas indias y sus caracteres actuales se configuran con anterioridad al siglo XV. Es muy frecuente reconocer en la subfamilia tibetanobirmana la existencia de cuatro ramas principales formadas por nueve grupos de lenguas. La procedencia de estas lenguas (que la lingüística occidental apenas ha estudiado) hay que buscarla en Tíbet, Nepal, Birmania, China occidental y el estado indio de Assam.
Existe una vacilación respecto a la taxonomía general de esta familia, pues se ha hablado de la existencia de la subfamilia taichina que incluiría la rama thai en la subfamilia chinítica o de una tercera subfamilia, la thai que estaría formada por las lenguas thaís o siamesas, las lao y otras muchas menos conocidas que hablan en Birmania, Assam, norte de Vietnam y suroeste de China. Sin embargo, las investigaciones más recientes consideran la posibilidad de establecer una relación entre este conjunto y el formado por las lenguas austroasiáticas.
La familia chinotibetana se caracteriza por dos rasgos fundamentales: por tratarse de lenguas aislantes y por ser tonales. Quizás fuera en sus orígenes aglutinante, es decir que reuniera los distintos elementos gramaticales de las palabras para formar palabras compuestas, lo cual podría traducirse al español como una frase o una oración. Pero durante siglos, estas lenguas han pasado por una etapa monosilábica. Las lenguas monosilábicas no emplean las terminaciones de caso, tiempo ni ninguna otra que lleve elementos flexivos. Es más, en una oración cada palabra expresa un concepto individual. El significado y la sintaxis viene determinado por el orden en que se presentan las palabras en la oración (las palabras indican la relación gramatical o un determinado aspecto del significado). Las partes de la oración, como los nombres, verbos y adjetivos no se diferencian como en español; así por ejemplo, hay palabras que corresponderían unas veces a un verbo y otras a un adjetivo. La pérdida de los infijos, prefijos y sufijos, y lo que ellos significan, se suple gracias a otro rasgo característico: la variación de intensidad y altura en la pronunciación de las palabras, según lo que signifiquen o la función que desempeñen en la oración. Es decir, los matices de significado se representan por elementos fonológicos: acento y tono, y no por elementos sintácticos ni morfológicos. En casos extremos, como las lenguas que se hablan en el sureste de China, existen hasta ocho tonos distintos que matizan los significados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores