Patrocinador1

Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara




Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara
Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara, manufactura de tapices fundada en Madrid el año 1720 para abastecer a la corte del primer Borbón español, el rey Felipe V. El principal motivo por el que impulsó su apertura fue la pérdida por el Tratado de Utrecht —con el que finalizó la Guerra de Sucesión española— de las colonias flamencas, que fabricaban los tapices de la casa real hispana. El primer director de la fábrica fue Jacopo Vandergoten, cuya labor se limitó a copiar cartones de Teniers y otros pintores costumbristas, realizados con la técnica del bajo lizo. Posteriormente, bajo la dirección de Francisco Vandergoten —hijo de Jacopo— se incorporó la técnica del alto lizo, más refinada, y se comenzaron a encargar cartones a los pintores de cámara de la corte. De esta segunda época son las series de El Quijote, Telémaco y Las cuatro estaciones. Durante el reinado de Carlos III se fraguó la etapa más esplendorosa de la fábrica, dirigida desde 1762 por el pintor neoclasicista Raphael Mengs, que hizo llamar a otros artistas como José del Castillo, los hermanos Francisco y Ramón Bayeu y Francisco de Goya. Ramón Bayeu produjo una espléndida serie de 34 cartones en los que retrataban las figuras características del elenco castizo madrileño. Goya comenzó a trabajar por encargo de su cuñado Francisco Bayeu, y entre sus primeros trabajos destacan La merienda a orillas del Manzanares (1776) y El quitasol (1777), uno de los mejores cartones galantes del siglo XVIII. En la segunda etapa de colaboraciones se observa ya el tono melancólico del pintor aragonés, reflejado en El albañil herido (1786) y en la serie de las cuatro estaciones, especialmente en La nevada (1786). Goya pintó sus últimos tapices para la Real Fábrica entre 1789 y 1792 —de esta última etapa son La pradera de san Isidro y La gallina ciega—, y a partir de entonces se inició el declive de la manufactura, que ha intentado hasta la fecha recuperar el esplendor perdido. La mayoría de los tapices tejidos por la Real Fábrica de Tapices de Santa Bárbara se conservan en los Reales Sitios, palacios pertenecientes al Patrimonio Nacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores