Patrocinador1

Grandes almacenes




Grandes almacenes
Gran almacén GUM
El Gosudarstvenny Universalny Magazin (GUM, Gran Almacén Estatal), fundado en 1921, es el gran almacén más importante de Moscú. Su popularidad entre los turistas y los vecinos locales se debe a la gran variedad de productos que pueden encontrarse en su interior.

Grandes almacenes, tiendas de gran tamaño que venden todo tipo de productos de consumo. Este tipo de establecimientos existen en todas las grandes ciudades del mundo y en ellas suele haber más de 100 departamentos distintos, en cada uno de los cuales se venden diferentes tipos de productos. Además de ofrecer una gran variedad de productos en una única tienda, los grandes almacenes ofrecen una amplia gama de servicios, como es la entrega a domicilio o por correo, concesión de créditos, a menudo emitiendo sus propias tarjetas de crédito, e incluso ofreciendo pases de modelos.
La organización de un gran almacén es compleja debido a la cantidad de bienes y servicios que ofrecen. Por regla general, la dirección del centro la llevan a cabo cinco departamentos: el departamento de proveedores, que se encarga de comprar y fijar el precio de los productos; el departamento de promoción de ventas, que controla la publicidad, las relaciones públicas y otros aspectos relacionados con la imagen de la empresa; el departamento de personal, que se ocupa de la formación y el control de los empleados; el departamento de servicio al cliente, que se encarga de atender al público, controlar los servicios post-venta, el envío a domicilio, el marketing y el buen estado de los productos, y el departamento financiero y contable, que lleva la contabilidad, los créditos a clientes, el control de gastos y todo lo relacionado con los aspectos financieros y presupuestarios de la empresa. Cada uno de estos cinco departamentos tiene múltiples subdepartamentos. Los ejecutivos o los directores de cada departamento responden del buen funcionamiento ante el Director General.
Algunos grandes almacenes a veces subcontratan a empresas externas para la gestión o administración y control de alguno de los departamentos, como por ejemplo el de material fotográfico, el de reparación de calzado, artículos de belleza y ropa de diseño.
2
HISTORIA
Gran almacén Carson Pirie Scott
El gran almacén Carson Pirie Scott de Chicago fue diseñado por el arquitecto estadounidense del siglo XX Louis Sullivan. Esta fotografía muestra la fachada delantera de la tienda.

Aunque algunos grandes almacenes surgieron a partir de pequeñas tiendas, la mayoría provienen de las tiendas de abarrotes o de ultramarinos. La primera tienda que se convirtió en un gran almacén fue el Bon Marché, creada en París en 1838. En la década de 1860 ya era un gran almacén moderno en cuanto a tamaño, organización y administración. Printemps, abierto en 1885, también en París, fue el primer gran almacén que se creó como tal. En Estados Unidos la tendencia de las tiendas de ultramarinos a convertirse en grandes almacenes tuvo lugar en las décadas de 1860 y 1870. R. H. Macy & Company, Inc., en Nueva York, John Wanamaker en Filadelfia, Marshall Field en Chicago, y la Jordan Marsh Company en Boston.
Entre las innovaciones que caracterizaban a los grandes almacenes de esta época destacan la costumbre de marcar claramente el precio en todos los productos, la posibilidad de cambiar un producto por otro o de obtener la devolución de su importe y la venta de ropa prêt-à-porter para hombres. Estas novedades, desde su incorporación, mostraron su efectividad para atraer a nuevos clientes, por ello fueron muy pronto imitadas por las tiendas especializadas.
Durante las últimas décadas del siglo XIX se produjeron una serie de circunstancias económicas y sociales que favorecieron la creación de grandes almacenes. Hay que mencionar el aumento de la población en las grandes ciudades, el crecimiento de una próspera clase media que respondía positivamente a los mensajes publicitarios, la introducción de nuevos procesos productivos que permitían la producción a gran escala, la mejora de las comunicaciones y los transportes y el desarrollo de nuevas tecnologías que facilitaban las operaciones comerciales, como los teléfonos, las máquinas registradoras o la luz eléctrica.
El volumen de negocios de los grandes almacenes creció a un ritmo estable en la primera mitad del siglo XX. Durante las últimas décadas la creciente competencia en el sector de la distribución y venta al por menor o menudeo afecta de forma negativa a los grandes almacenes. Muchos supermercados han empezado a vender productos no alimenticios y algunos economatos o tiendas de descuento han ampliado su oferta de bienes e introducido el sistema de autoservicio.
Desde la década de 1920 los grandes almacenes han ido transformándose en cadenas comerciales o corporaciones, en las que varía el grado de control que guarda la empresa matriz sobre cada una de las tiendas; de esta forma, casi todos los grandes almacenes actuales pertenecen a una cadena comercial. En algunos casos, estas cadenas son fruto de fusiones entre grandes almacenes que conservan su propio nombre y en otros, son el resultado de la creación de nuevas tiendas por parte de la empresa matriz.
Entre las nuevas técnicas desarrolladas por los grandes almacenes destacan la autoselección del producto por los clientes y la política de venta al por mayor o mayoreo. Estos dos sistemas pretenden reducir los costos de gestión. Algunos grandes almacenes que han empezado a vender al por mayor suprimen los servicios de envío a domicilio. En otros se suele cobrar un suplemento por este servicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores