Patrocinador1

Órgano




El invento del Órgano
Sección de un órgano tradicional
Este dibujo de la sección de un órgano tradicional ilustra los principales elementos del mecanismo de este complejo instrumento. Arriba a la derecha tenemos un detalle del secreto, una especie de caja de madera rectangular donde se insertan los tubos y a la que llega el aire a través de unos conductos desde los fuelles.

Órgano, instrumento de teclado en el que el aire, insuflado por fuelles, vibra en tubos afinados para producir notas. El órgano consta de tubos de embocadura y/o tubos de lengüeta, un mecanismo de suministro de aire y un pupitre donde están el teclado y otros mandos.
2
TUBOS
Tubos de órgano
Los tubos del órgano son de dos tipos: los de embocadura, que suenan por un principio parecido al de los silbatos, y los de lengüeta. Dependiendo de su mensuración (diámetro del tubo en relación a su longitud), armonización o de la forma del resonador, en el caso de los segundos, pueden emitir diferentes tipos de sonidos.

Los tubos de embocadura o boca están hechos de metal o madera y funcionan como silbatos. El aire entra por su base, se dirige contra un estrecho bisel o corte y vibra cuando atraviesa el fino labio situado encima del bisel. Esta vibración inicial hace que vibre todo el aire que hay en el tubo. La forma y material de éste influyen en el color y la calidad del sonido. Algunos tubos están ocluidos en su extremo superior (tubos tapados) y producen sonidos una octava más baja que los abiertos de la misma longitud.
En los tubos de lengüeta o estrangul ésta y el canal metálico contra el que golpea están fijados a un tubo dentro del que el aire circula impulsado por el mecanismo de suministro. El aire nuevo hace que el extremo curvado de la lengüeta golpee contra el canal y haga vibrar al resto del aire del tubo. La nota producida es grave con lengüetas largas y aguda con cortas. El canal está conectado a un resonador cuya forma afecta al color del sonido.
Un registro es un juego de tubos con las mismas características tímbricas. El sonido típico de órgano lo producen los registros agrupados en el juego principal. La extensión del instrumento se mide a partir de la nota más grave, en muchos órganos el do 2 producido por el tubo de 8' (1' = 1 pie = 30 cm aproximadamente). La octava inferior (do 1) la produce el tubo de 16', la superior (do 3) el de 4'. Los juegos de mutación son aquéllos en los que suenan notas por encima del diapasón normal de los registros de fondo, por ejemplo la docena, la quincena, etc. Las mixturas son conjuntos de tubos de diferente afinación que actúan como si fueran uno solo. Con frecuencia presentan juegos que suenan a varias octavas por encima de los 8' como los juegos de mutación. Los notas agudas de los juegos de mutación y de las mixturas se combinan juntas para producir el sonido incisivo y brillante asociado al órgano.
En los órganos grandes los juegos están agrupados en varias divisiones, cada una controlada por un teclado (o manual) distinto que tiene una o más cámaras de aire herméticas que actúan como reservas de aire. La sección principal se llama juego principal o gran órgano. Las otras secciones son juegos de fondo o llenos, juego superior, positivo de cadereta y juego de pedales. Los tubos de los juegos de fondo están dentro de un receptáculo con compuertas de madera parecidas a persianas. Éstas se pueden abrir y cerrar por medio de un pedal con lo que se producen variaciones en el volumen.
3
PROVISIÓN DE AIRE
El aire es suministrado desde una cámara de aire o portaviento (que forma parte del secreto), sobre la que están montados los tubos. Este aire puede producirse por fuelles o con una bomba eléctrica que proporciona una presión constante.
4
MANDOS
Cuando se pulsa una tecla se abren unas pequeñas válvulas para permitir al aire correr desde el portaviento a los tubos y que se produzca así el sonido. Las palancas o tiradores de registro situadas a los lados del teclado permiten seleccionar los registros que deben sonar.
Hasta el siglo XIX las conexiones entre las teclas y las válvulas de los tubos, incluso los mecanismos para doble teclado con lo que esos juegos podían ser controlados desde diversos mandos, se manejaban mecánicamente gracias a un sistema de varillas, palanquetas y rodillos. Los organeros posteriores emplearon la electricidad y la presión neumática para realizar estas conexiones. Como muchos organistas consideran que de esta forma los mecanismos son menos sensibles que los anteriores, en el siglo XX algunos órganos han sido construidos con el sistema tradicional.
Los teclados, secreto y tubos de los órganos pequeños se sitúan en una sola caja. En los grandes, los teclados y otros mandos se construyen en una parte separada denominada consola. Muchas tienen un número de tiradores que permite al organista variar dentro de una obra, con un solo movimiento, la combinación de juegos y registros.
Cada órgano es único ya que debe adaptarse a la acústica y la arquitectura de la sala que lo alberga. Ésta tiene una estrecha relación acústica con el instrumento e influye en su sonoridad según la reverberación que produzca.
5
HISTORIA
El órgano más antiguo, el hydraulis, fue inventado por el griego Ktesibios (siglo III a.C.). Se servía de un gran depósito lleno en parte de agua. La amplia boca de otro depósito en forma de embudo que partía del depósito de aire estaba fijada en la superficie del agua; como la presión del aire en el depósito del aire disminuía, el agua ascendía en el embudo y lo comprimía, lo que le proporcionaba una presión constante. Este instrumento se utilizaba en los espectáculos públicos de Roma y Bizancio. Los órganos de fuelles también se conocieron en el mundo antiguo. Éste fue el órgano que reapareció en Europa en los siglos VIII y IX procedente del Imperio bizantino y de los árabes que lo habían descubierto en los antiguos tratados griegos. Aunque algunos instrumentos antiguos tenían mecanismo de tiradores, esta mejora se había perdido y en los primitivos órganos medievales todos los registros sonaban al mismo tiempo, con lo que se creaba un efecto formidable. En el siglo XV se reinventó el mecanismo de registros (secreto de correderas), los pedales se extendieron y los registros de lengüeta se desarrollaron. También aparecieron órganos más pequeños: el órgano portativo, que se llevaba sujeto al cuello por una correa, tenía solamente un registro de tubos y recibía el aire de unos pequeños fuelles accionados por el intérprete; el positivo, que se podía transportar; y el regal, un instrumento de reducido tamaño con un registro nasal de lengüetas libres.
Entre 1500 y 1800 aparecieron varios estilos nacionales de organería, cada uno caracterizado por los registros utilizados. Los órganos alemanes de los siglos XVII y XVIII eran de una calidad excepcional, con gran dulzura y calidad de sonido. Los españoles gustaron de los registros de lengüeta y situaron algunos en posición horizontal. Esto caracteriza la fachada del órgano ibérico.
Los organeros en el siglo XIX se esforzaron en conseguir tubos que imitaran los timbres de los instrumentos de la orquesta. En la misma época se generalizaron la caja expresiva y el crescendo. Estas innovaciones, que los mejores constructores integraron con los dispositivos tradicionales de los órganos antiguos, estimularon la composición de obras para órgano por músicos como Franz Liszt, César Franck, Max Reger y en el siglo XX, los franceses Charles Marie Widor y Olivier Messiaen. Muchos instrumentos del siglo XIX, sin embargo, se concentraron en registros que imitaran a la orquesta y fueron utilizados para interpretar música orquestal en su origen o concepción. En el siglo XX ha aparecido un movimiento que revitaliza los instrumentos del siglo XVIII e incorpora las mejores innovaciones del XIX.
6
ÓRGANOS ELECTRÓNICOS
Los órganos electrónicos y eléctricos, aparecidos en el siglo XX, no son órganos en sentido estricto, ya que no producen sonidos mediante la vibración del aire en un tubo, más bien son instrumentos con personalidad propia. El inventado en Estados Unidos por Laurens Hammond utiliza circuitos eléctricos y amplificadores para producir y amplificar el sonido. Otros tipos incorporan dispositivos electrónicos. Aunque estos instrumentos están diseñados para imitar los timbres de los órganos de tubos, son criticados con frecuencia por su sonido artificial. Los órganos electrónicos fueron muy utilizados por los grupos de rock a partir de la década de 1960. En estas bandas que utilizan mucha manipulación y amplificación eléctrica, las cualidades distintivas del sonido del órgano eléctrico son explotadas por sí mismas.
7
ÓRGANOS DE LENGÜETAS
Instrumentos de teclado en los que la corriente de aire se dirige hacia lengüetas metálicas libres. La armónica o el acordeón son órganos de lengüetas. Se incluye también el melodeón, inventado en Estados Unidos alrededor del año 1825 y el armonio, inventado hacia 1810 en Alemania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores