Patrocinador1

Burguesía




El invento de la Burguesía

Burguesía, en un principio este término servía para designar a los habitantes libres de las ciudades europeas durante la edad media. Más tarde, el término se convirtió en sinónimo de clase media-alta. En sentido etimológico proviene del latín burgus y del alemán brug, designando a aldeas pequeñas que dependen de otra ciudad. La burguesía designaría, pues, a quienes habitaban los burgos.
2
HISTORIA
El término burguesía se aplicó por primera vez a los habitantes de las ciudades medievales francesas que no eran siervos ni pertenecían a la nobleza; se extendió con gran rapidez a otros países. Estas personas eran por lo general comerciantes y artesanos, y en épocas posteriores banqueros y empresarios. Con el desarrollo de las ciudades como centros comerciales, la burguesía empezó a cobrar importancia como clase socioeconómica. Solían agruparse en corporaciones y gremios para defender sus intereses mutuos ante los grandes propietarios y terratenientes.
El final de la edad media estuvo protagonizado por la aparición de Estados nacionales en Europa occidental, concentrándose el poder en manos de los monarcas. La burguesía apoyó la monarquía como modo de enfrentarse al orden feudal, aumentando su propia influencia en los recién creados Estados. A medida que la sociedad feudal iba transformándose en una sociedad capitalista, la burguesía encarnaba el motor del progreso industrial de los científicos y del cambio social.
En el siglo XVII, esta incipiente clase media defendía los principios de los derechos naturales y del gobierno constitucional frente a las teorías de los reyes por derecho divino y los privilegios de los soberanos y de la nobleza. Por ello, fueron los burgueses los que lideraron la revolución inglesa del siglo XVII y las revoluciones estadounidenses y francesas de finales del siglo XVIII así como las revoluciones latinoamericanas de principios del siglo XIX. Estas revoluciones impulsaron la institucionalización de los derechos políticos y de las libertades personales para los ciudadanos de cada país como parte de un conjunto más amplio de derechos que englobaba el derecho de propiedad, la movilidad geográfica y la libertad de mercado, lo que beneficiaba a sus intereses económicos.
3
LA BURGUESÍA Y LA TEORÍA MARXISTA
La pujante revolución industrial del siglo XIX provocó importantes cambios en la historia económica, con el desarrollo de la mecánica y del sistema industrial, y el crecimiento de los centros urbanos. Para aquel entonces, la clase burguesa era muy poderosa, pues a su fuerza económica había que añadir su entrada en los órganos de gobierno de muchos países. Aparecieron dos tipos de burgueses: la gran burguesía —los capitalistas— y la cada vez más numerosa pequeña burguesía —los tenderos y pequeños propietarios—. Los capitalistas eran propietarios y gestores de las industrias, asociándose con la elite hegemónica en el poder.
En esa época Karl Marx desarrolló su teoría de la lucha de clases. Marx pensaba que la clase burguesa capitalista —los empresarios propietarios— eran una clase reaccionaria que lograba mantener su posición predominante impidiendo el progreso del proletariado o clase trabajadora. Predijo que el proletariado se sublevaría para sustituir a la burguesía como clase económica dominante y asumiendo la propiedad de los medios de producción.
4
SITUACIÓN ACTUAL
Hoy el término burguesía no se suele utilizar con su sentido original, excepto cuando se habla de historia económica. Se estima un sinónimo del término clase media alta o acomodada. En las sociedades modernas la burguesía está compuesta por quienes ejercen profesiones liberales, ejecutivos y grandes terratenientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores