Patrocinador1

Servomecanismo





El invento del  Servomecanismo

Servomecanismo, en ingeniería, dispositivo o conjunto de ellos que permite la automatización del control de un mecanismo o de una fuente de energía. Los servomecanismos pueden ser mecánicos, eléctricos, hidráulicos y ópticos. Su característica principal es que se activa por la llamada señal de error, que viene determinada por la diferencia entre la señal establecida como salida para una determinada señal de entrada y la señal de salida real. Esta señal de error se envía a la entrada para compensar ese error, de forma que el mecanismo se autorregula. Esta técnica se llama realimentación.
La dirección de los automóviles es un ejemplo de servomecanismo. La orientación de las ruedas delanteras se controla mediante el giro del volante. Cuando soltamos el volante, un servomecanismo, que en este caso es un sistema hidráulico y mecánico, obliga a las ruedas a volver a la posición normal. Otro ejemplo de servomecanismo es el control automático que efectúa un termostato del calor generado por un radiador doméstico. Otros ejemplos son los pilotos automáticos utilizados en barcos, aviones y naves espaciales, en los que el movimiento del vehículo está regido por las instrucciones de la brújula. En las naves espaciales no tripuladas los servomecanismos se encargan de orientar las cámaras, las antenas de radio y los paneles solares. En este caso la señal de entrada es la que proporcionan los sensores, que captan la situación del Sol y las estrellas, y la señal de salida es la que se aplica a unos pequeños motores a reacción que giran y orientan la nave.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores