Patrocinador1

Arte visigodo





El invento del:
Arte visigodo

Ermita de Santa María
En la imagen podemos contemplar el exterior de la ermita de Santa María, situada en la localidad de Quintanilla de las Viñas, en Burgos. Se trata de un edificio de estilo visigodo construido durante el siglo VII en piedra. El austero volumen exterior, característico de este periodo, presenta una decoración en fajas con estrellas, animales, aves y racimos.

Arte visigodo, expresión artística desarrollada por el pueblo visigodo en España desde el siglo V hasta los comienzos del siglo VIII.
Los visigodos, originarios de Dinamarca y Suecia, se asentaron en el siglo V en la península Ibérica tras haber residido en Lombardía y luchado junto a los romanos en la frontera búlgara. En esa época aprendieron el latín y fueron cristianizados, aunque dentro de la corriente arriana, lo que influyó posteriormente en la concepción de sus templos y en los motivos decorativos de su arte. Se afincaron en España, con Toledo como centro, de manera pacífica, como un pueblo culto.
2
ARQUITECTURA
Planta de San Juan de Baños
La iglesia de San Juan de Baños presenta en planta una curiosa estructura basilical a la manera visigótica: tres naves separadas por arquerías de herradura sobre columnas, ábside cuadrado y pórtico de acceso. En los extremos del crucero se alzan sendas capillas de planta cuadrada.

Cronológicamente, el arte visigodo se desarrolló desde el siglo V hasta la invasión árabe de la Península, que tuvo lugar el año 711. Su arquitectura fue una de las más avanzadas de su tiempo, con ciertos contactos con las construcciones paleocristianas de Asia Menor. Utilizaron la piedra como principal material constructivo, los arcos de herradura y peraltados, y la bóveda de medio cañón y de arista como cubiertas. El tipo característico de la iglesia visigoda depende del modelo de las basílicas cristianas, fundiendo elementos orientales y occidentales. En la cabecera solían utilizar una única capilla mayor rectangular, con dos sacristías, prótesis y diakonikón, a ambos lados, pero claramente separadas. En el interior situaban una cancela o iconostasio ante el presbiterio, ricamente ornamentado. El acceso desde el exterior se hacía por un pórtico avanzado, de origen oriental, con arco de herradura, mientras que la puerta de ingreso al interior era adintelada, iniciando así la combinación arco-dintel característico de la arquitectura hispana desde la etapa árabe hasta el gótico.

Planta de la iglesia de San Pedro de la Nave
Planta del templo visigótico de San Pedro de la Nave, en la provincia de Zamora (España). Inscrito en un rectángulo del que sobresalen la cabecera y los brazos del transepto, presenta elementos comunes del tipo basilical y del cruciforme. La iglesia se divide en tres naves separadas por pilares, presbiterio flanqueado por dos capillas laterales y ábside de planta cuadrada.

Dentro de las características generales de la arquitectura visigoda destaca la incorporación de la decoración escultórica a las fachadas, primer ejemplo en el arte de Occidente. Las basílicas más importantes son la de San Juan de Baños (Palencia), consagrada por Recesvinto en el 661; Santa Comba de Banda (Orense), de finales del VII; San Pedro de la Nave (Zamora) y Quintanilla de las Viñas (Burgos), ambas fechadas hacia los siglos VIII y IX y con decoración escultórica.
3
ESCULTURA Y PINTURA
Corona de Recesvinto
Esta corona, fechada entre los años 649 y 672, es una de las piezas más valiosas del tesoro de Guarrazar. Se trata de una pieza de oro y piedras preciosas que pertenecía al rey visigodo Recesvinto. En la actualidad se conserva en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

En la Europa prerrománica, salvo las obras carolingias en marfil, la única escultura existente fue la visigoda. Escasa y pobre, pero de gran interés por su temática, se desarrolló exclusivamente en decoraciones ornamentales en relieves y capiteles, realizadas con una técnica ruda, a bisel y muy caligráfica. Los dos focos escultóricos más importantes son San Pedro de la Nave y Quintanilla de las Viñas. En esta última iglesia se encuentra un interesante ejemplo: dos capiteles rectangulares con representaciones del Sol y la Luna, como imago clipeata, es decir, dentro de unos círculos sostenidos por ángeles.


San Pedro de la Nave
El capitel de la imagen pertenece a la iglesia visigoda de San Pedro de la Nave, en la provincia de Zamora (España). Representa el relato bíblico que describe la milagrosa salvación del profeta Daniel arrojado al foso de los leones. Fechado hacia el 691, se trata de una de las piezas más valiosas que se conservan de la escultura de este periodo.

En cuanto a la pintura, al parecer sólo la practicaron en la decoración de códices, aunque son muy escasos los ejemplos conocidos, entre los que destaca el discutido Pentateuco de Ashburham (Biblioteca Nacional, París).
4
METALISTERÍA
Los visigodos, como la mayoría de los pueblos bárbaros, se interesaron de forma especial por la orfebrería. Las obras más conocidas son las coronas votivas ofrecidas por los monarcas en su coronación, entre las que destaca la del rey Recesvinto (Museo Arqueológico Nacional, Madrid), que formaba parte del tesoro de Guarrazar (Toledo). Cruces pectorales, anillos y fíbulas de bronce, adornadas con cabujones, son otros de los principales trabajos realizados en este campo por los visigodos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores