Patrocinador1

Medicina de urgencias





El invento de la Medicina de urgencias

Sala de urgencias
Sala de urgencias
Un equipo especializado en urgencias trata a un paciente lesionado tras una caída. Los vasos sanguíneos que existen entre las meninges que cubren el encéfalo se han roto provocando un aumento de la presión intracraneal que puede ocasionarle la muerte si no se trata de inmediato. Equipos como éste diagnostican y tratan cada día a muchos pacientes inconscientes con lesiones graves utilizando instalaciones de rayos X, TAC y quirófanos de cirugía de urgencias. Para el transporte del enfermo al hospital se pueden utilizar helicópteros además de las ambulancias normales.


Medicina de urgencias, especialidad médica relacionada con la atención a pacientes que sufren heridas o enfermedades agudas y que a menudo requieren una actuación inmediata. Los especialistas en este campo suelen trabajar en una sección del hospital conocida como unidad de urgencias, que funciona las 24 horas del día (véase Hospital). Los médicos que se ocupan de las urgencias son especialistas preparados para tratar un amplio número de afecciones, desde cortes menores e infecciones a paradas cardiacas y otros estados graves. En muchos casos, los médicos de urgencias proporcionan a los pacientes una asistencia rápida para estabilizar su estado antes de ser enviados a una unidad específica del hospital, donde recibirán una asistencia especializada.

Además de los médicos, otros profesionales de la salud desempeñan un papel vital en la medicina de urgencias; son sanitarios preparados para proporcionar un tratamiento de urgencia en cualquier lugar, transportar pacientes al hospital en ambulancia o helicóptero y realizar una cura de urgencia por el camino si es necesario. Las unidades de urgencias de los hospitales también disponen de enfermeras que han sido especialmente entrenadas para proporcionar este tipo de cuidados.

Los profesionales de esta especialidad están preparados para dar prioridad a los pacientes con problemas serios, una técnica médica desarrollada durante la I Guerra Mundial. En los hospitales levantados cerca de los lugares de combate, normalmente no había suficientes médicos o bastantes suministros médicos para tratar a todos los soldados heridos. Los médicos desarrollaron ese sistema para dar prioridad a algunos tratamientos. En la actualidad, los profesionales de la medicina de urgencias utilizan principios semejantes para dar prioridad a algunos de los innumerables casos que llegan a las unidades de urgencias, desde procesos agudos (como episodios convulsivos, accidentes cerebrovasculares, traumatismos, ataques cardiacos, heridas a causa de accidentes de coche, envenenamientos, sobredosis de drogas y crisis asmáticas) hasta cortes menores y fracturas de huesos. En muchas ocasiones, los pacientes entran en la unidad de urgencias quejándose de síntomas inusuales o dolorosos, como dolor en el pecho o dificultad para respirar, y los médicos tienen que diagnosticar con rapidez las causas de esos síntomas y empezar el tratamiento de manera inmediata.

La rapidez y la tecnología son componentes indispensables de esta especialidad. Cuando un paciente se queja de dolor en el pecho, por ejemplo, los médicos deben monitorizarle la función cardiaca y respiratoria, tomar una radiografía del tórax, determinar la actividad eléctrica del corazón utilizando un sistema llamado electrocardiografía y realizar una serie de análisis de sangre, todo eso en el plazo de unos minutos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores