Patrocinador1

Acuicultura







Cultivo de ostras
Cultivo de ostras
Ostras cultivadas en un tanque de agua salada lleno de conchas de ostra. Se incorporan larvas de ostra que ocupan las conchas o cubiertas viejas. Los acuicultores las alimentan y las recogen cuando alcanzan el tamaño adecuado.

Acuicultura, cría de organismos acuáticos en entornos de agua dulce o salada, denominada también piscicultura. Sin embargo, en general, por medio de la acuicultura se produce una gran variedad de organismos acuáticos, que incluyen algas y plantas acuáticas como las algas marinas. Las algas se cultivan para la extracción de productos químicos. La acuicultura se considera una actividad agrícola, a pesar de las muchas diferencias que la separan de la agricultura. La acuicultura produce sobre todo cosechas proteínicas, mientras que en la agricultura predominan las grandes cosechas de productos que contienen hidratos de carbono. Además, los residuos de los animales terrestres pueden desecharse lejos del lugar de explotación, en vez de acumularse en el entorno de cultivo, como ocurre en la acuicultura. Así pues, los acuicultores deben gestionar de forma cuidadosa sus unidades de producción para asegurarse de que la calidad del agua no se deteriore, creando problemas a los organismos cultivados.
2
MÉTODOS
Cultivo suspendido
Cultivo suspendido
En la imagen se aprecian varios criaderos de mejillones sobre la ría de Pontevedra.

La mayor parte del cultivo de peces y crustáceos tiene lugar en estanques, que disponen, por lo general, de entradas y salidas de agua que permiten controlar de forma independiente su aumento y reducción. Los estanques se pueblan con una concentración conocida de animales acuáticos jóvenes. Los sistemas de alimentación van desde la fertilización de los estanques (en la que la adición de estiércol al agua incrementa la población de pequeños organismos, tales como invertebrados acuáticos y plancton, de los que se alimentan los peces) hasta el empleo de piensos completos que suministran todos los elementos necesarios para el crecimiento. Los animales son recolectados cuando alcanzan el tamaño comercial. En una cosecha completa, se vacía el estanque y se retiran de él todos los animales para su procesamiento. Una cosecha parcial es aquella en la que sólo se retira una parte de los animales por medio de una red barredera. A menudo, tras una cosecha parcial, se añaden más organismos jóvenes y el ciclo de producción continúa. Los siluros criados en Estados Unidos y las gambas y camarones en China, América Central y del Sur suelen criarse en estanques en tierra de entre 5 y 10 hectáreas.
También pueden criarse peces en jaulas y torrenteras, estanques en tierra o cemento largos y estrechos que reciben un flujo constante de agua de un pozo artesiano, arroyo o riachuelo próximos. A menudo se construyen en serie siguiendo la pendiente de una colina. Las jaulas se emplean para criar peces en lagos, bahías o mar abierto, y están hechas de redes flexibles suspendidas de una superestructura que flota en la superficie del agua. Es posible introducir muchos más peces jóvenes en torrenteras y jaulas que en estanques de tierra, pero es necesario proveer a los peces criados con estos sistemas de una alimentación nutricionalmente completa.
Los moluscos se cultivan en las aguas costeras, la acuicultura se realiza bien como cultivo de fondo o en forma de cultivo suspendido. En el cultivo de fondo, los organismos jóvenes se extienden sobre áreas preparadas del fondo oceánico, bien en la zona intermareal o en aguas costeras poco profundas. En el cultivo suspendido de moluscos los organismos jóvenes se adhieren a un sustrato, como en el caso de las crías de ostra sujetas a las conchas de las adultas, o a redes que se suspenden de bateas o flotadores. Las ventajas del cultivo suspendido de moluscos incluyen la protección de los depredadores y el uso de un espacio tridimensional en vez de uno bidimensional. Francia tiene un largo historial en el cultivo del mejillón y la técnica de cultivo del bouchet, que utiliza una cuerda en la que van sujetos los mejillones jóvenes enrollados en espiral en torno a postes de roble clavados en la zona intermareal, esta técnica ha cambiado poco en cientos de años. Las técnicas de cultivo suspendido se emplean también para las algas marinas, en especial en Japón, donde se explotan comercialmente varias especies.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores