Patrocinador1

Campana





Campana, instrumento musical de percusión en forma de copa invertida, por lo general metálica y a veces de madera, cerámica u otros materiales, que suena cuando se golpea con un badajo o con un martillo. El badajo debe ser accionado (tañido) desde dentro de la campana. También puede golpearse por el extremo inferior externo con un martillo separado que se maneja, de forma manual o mecánica (el mismo sistema que el timbre de una puerta). Se clasifican dentro de los idiófonos (instrumentos en los que el sonido se produce por la vibración del material del que están hechos). En las campanas la vibración comienza en la zona cercana al borde inferior.
2
HISTORIA
Las campanas ya eran conocidas en China antes del año 2000 a.C., y en Egipto, la India, Grecia, Roma así como en otras culturas antiguas. Desde los primeros tiempos se emplearon para la comunicación, como objetos rituales y como amuletos mágicos protectores (colgados en las puertas de entrada o sujetos al cuello de los animales). Su uso en las iglesias se extendió en Europa durante los siglos VI al XI. Había llegado a Europa a través de Bizancio y las primeras noticias sobre ellas proceden de la provincia italiana de Campania, de ahí su nombre. La primera aparición en los templos cristianos de la Europa occidental data del siglo IX.
Las campanas metálicas más antiguas eran, al parecer, percutidas por dentro con una pieza plana también metálica. Cuando se descubrió el proceso de fundición de los metales, muchas campanas se fabricaron en bronce. La fundición cayó en desuso en la antigüedad tardía y comenzaron a utilizarse campanas del tipo cencerro que se hacían con finas planchas de metal forjadas en rectángulos y sujetas con remaches. Hacia el año 800 de nuestra era la fundición revivió y se hizo posible la fabricación de grandes campanas afinadas.
La pequeña campana semiesférica de fundición conocida en la antigüedad se desarrolló separadamente en Oriente y Occidente. En Oriente, la forma de copa se alargó conformando la campana de colmena (con lados convexos) o la de lados rectos, con paredes de grosor uniforme. En Occidente, hacia el año 800, se tocaban juegos de pequeñas campanas semiesféricas golpeadas con un mazo. También se colocaron campanas golpeadas con martillos en las torres del reloj. Para prevenir la frecuente fractura del borde los campaneros lo reforzaron con un grueso anillo. La forma característica estaba fijada en torno al 1400: hombros cuadrados con lados rectos, suavemente cóncavos, que se abren y engrosan cerca del borde. Esta sólida forma también mejoró la afinación. Los campaneros del siglo XVI en los Países Bajos fabricaron campanas que podían tocarse conjuntamente (véase carillón).
En el África sub-sahariana se desarrolló una campanilla que forma parte de muchas de las tradiciones musicales locales. Como no suelen tener badajo, se percuten con un mazo. El sonido penetrante de las campanillas metálicas pueden también escucharse, por influencia africana, en la música iberoamericana.
3
LA FUNDICIÓN DE LAS CAMPANAS
Las buenas campanas fundidas están hechas de una aleación de bronce que suele constar de cuatro partes de cobre y una de estaño. Otros componentes tienden a producir un sonido de inferior calidad. El tono de la campana depende también de sus proporciones de altura, anchura, grosor y forma. Es una complicada mezcla de armónicos, cada uno producido por la vibración de diferentes partes del instrumento. Si la afinación de esas partes es inexacta se producen disonancias cuando la campana se toca en conjunto.
Para fundir una campana se construye un núcleo de barro según el tamaño y forma de su interior. Se levanta por encima una armazón de barro y otros materiales. La superficie interior de ésta se corresponde con el exterior de la campana proyectada. Entonces se vierte el metal fundido en el espacio entre el núcleo y la armazón. Cuando se ha enfriado se abre el molde y el exterior se alisa y pule. La superficie interior se lima para conseguir el grosor necesario para la correcta producción de los armónicos. La campana más grande del mundo, la Zar Kolokoi, se fundió en 1753, tiene 5,8 m de alto y 61 cm de grosor y pesa 181 t aproximadamente.
4
OTROS INSTRUMENTOS DENOMINADOS CAMPANAS
Las campanas tubulares utilizadas en las orquestas son simplemente juegos de tubos metálicos afinados que se golpean con una baqueta. Las campanas electrónicas son pequeñas varillas de aleación de campana percutidas con martillos. Su sonido se amplifica con medios electrónicos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores