Patrocinador1

Invención de los números y los zapatos





El invento de Los números y los zapatos

En los albores de la civilización, el hombre contaba con los dedos, de ahí se deriva el nombre de “dígitos” y los sistemas “digitales”. El comercio, el incremento del comercio mediante el truque y otras actividades humanas que requerían la expresión de cantidad, forzó al hombre a idear una forma escrita de indicarlas. Se supone, sin certeza que fue en la india, hace 2,500 millones de años donde se originaron los números que nosotros conocemos como “arábigos” el manuscrito más antiguo de Europa donde aparecen los números arábigos se encontró en España y data del año 976.

En la América, la única civilización que contaba con un sistema numérico eran los mayas.
Un número es una entidad abstracta que representa una cantidad (de una magnitud). El símbolo de un número recibe el nombre de numeral o cifra. Los números se usan en la vida diaria como etiquetas (números de teléfono, numeración de carreteras), como indicadores de orden (números de serie), como códigos (ISBN), etc. En matemática, la definición de número se extiende para incluir abstracciones tales como números fraccionarios, negativos, irracionales, trascendentales y complejos.

El invento de los zapatos.


Si algo es indispensable en la vestimenta humana, sin lugar a dudas es el calzado, si bien el hombre realiza muchas actividades descalzo, en muchas otras actividades requiere de la protección de los pies. El uso del calzado fue adoptado mucho más tarde que el uso de la ropa, es de suponerse que el hombre en climas extremos y fríos se envolvía los pies con tiras de cueros, se han encontrado vestigios de calzado 2,000 años A. C., en Egipto aparecieron sandalias 1,500 A. C., todavía en el 612 A.C., los soldados de la infantería Siria marchaban descalzos en la batalla. Los griegos no tenían costumbres uniformes en cuanto a calzado, muchos ciudadanos griegos andaban descalzos en casa y por la ciudad, aunque a veces usaban sandalias de cuero.

Un zapato (del turco zabata ) es un calzado para humanos, que cubre el pie menos que una bota y más que una sandalia. Sirve para la estabilidad y resistencia sobre el terreno. Este calzado es moldeado para calzar en el pie con una parte superior flexible de cuero, plástico, fieltro, tela u otro tejido, más o menos escotado por el empeine y una suela de un material más pesado. Los zapatos se diferencian de las botas por no superar la altura del tobillo.

La zapatilla es un calzado utilizado principalmente para los deportes, y en ámbitos informales.
Los primeros zapatos conocidos hasta la fecha datan de los años alrededor de 8000 a.C. a 7000 a.C. y han sido encontrados en Oregón, EE.UU. en 1938. Sin embargo, los materiales utilizados actualmente para hacer los zapatos (por lo general, de piel curtida) no suelen durar miles de años, por lo que los zapatos eran probablemente en uso mucho antes de ésto. El antropólogo físico Erik Trinkaus cree que ha encontrado pruebas de que el uso de zapatos comenzó en el período comprendido entre el 40000 y 26000 años atrás, basado en el hecho de que el espesor de los huesos de los dedos de los pies (a excepción del dedo gordo del pie) disminuyó durante este período, en la premisa de que los resultados van descalzos en el mayor crecimiento óseo antes de este período.


Zapato de cuero de entre 800 y 400 a.C. en el Museo de Hallstatt, en Austria
Los primeros diseños no eran complejos, a menudo simples "bolsas de pie" de cuero para proteger a los pies de las rocas, escombros, y el frío. Un zapato de cuero es más utilizado que una sandalia, su uso es más común entre las personas en climas fríos. En la Edad Media, a su vez, los zapatos se habían elaborado con colgajos o telas alternadas para reforzar la piel de todo el pie para un mejor ajuste. En Europa los zapatos se convirtieron en la condición de símbolos, señaló a menudo a proporciones ridículas, nobles, personas ricas, etc. lo que impulsó los nuevos estilos de desarrollo. Finalmente, el zapato moderno, con un cosido en exclusiva, se concibió. Desde el siglo XVII, la mayoría de los zapatos de cuero han usado un cosido único. Este sigue siendo el estándar de calidad fino en zapatos de vestir el día de hoy.

Desde mediados de siglo XX, los avances en la industria del caucho, plásticos, telas sintéticas, y adhesivos industriales han permitido a los fabricantes a crear zapatos que se distinguen considerablemente de las técnicas tradicionales de elaboración. El cuero, que había sido el principal material en los estilos anteriores, se ha mantenido en un nivel de zapatos caros o zapatos de vestir, el calzado deportivo, en cambio, a menudo tiene poco o ningun cuero real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores