Patrocinador1

1846. La dinamita




El invento en 1846 de  La dinamita

En 1846, in químico italiano, Sobrero descubrió la nitroglicerina , un explosivo sumamente peligroso e inestable, por lo tanto difícil de manipular. Alfredo Nobel, hijo de Immanuel Nobel, el inventor de la madera laminada o “Plywood”, se interesó por darle uso a la nitroglicerina, e inventó la cápsula de mercurio fulminante, como detonante de la nitroglicerina, posteriormente  mezclo  la nitroglicerina con un mineral llamado tripoli, haciéndola más manejable, la mezcla resultante tenía menos fuerza explosiva que la nitroglicerina pura, pero era mucho más potente que la pólvora. Este producto fue bautizado por Nóbel con el nombre de  dinamita. Más tarde Nóbel  inventó la gelignita, una mezcla de nitroglicerina y nitrocelulosa, que era más poderosa y más fácil de usar que la dinamita.
Nóbel ganó una fortuna, y estableció una fundación para otorgar premios a aquellos que contribuyeran  de manera notable al desarrollo de la ciencia, la literatura y la preservación de la paz.
La palabra dinamita viene de la palabra griega δυναμις (dunamis, «potencia», «movimiento») y el sufijo, también griego, -ιτης (-itēs), que indica «inflamación», «irritación». Alfred Nobel lo llamó su «Polvo de Seguridad para Explotar».
La dinamita se solía fabricar mezclando nitroglicerina y tierra de diatomeas con un alto contenido de dióxido de silicio. Esta última actuaba como una especie de esponja, absorbiendo y estabilizando la nitroglicerina haciendo su uso como explosivo más seguro y práctico. Se solía vender en forma de tubos de cartón llenos con el compuesto, que medían entre 15 cm y 20 cm de largo por 2,54 cm de diámetro.
Por su alta estabilidad, la dinamita reemplazó rápidamente a la nitroglicerina en aplicaciones como las demoliciones y la minería, y como relleno explosivo en los proyectiles de artillería y cargas de demolición militares. La dinamita es además químicamente más inerte que la nitroglicerina pura, lo que hace posible su almacenamiento seguro, aunque sólo a medio plazo, ya que con el paso del tiempo y con una temperatura de más de 30°C la nitroglicerina se escurre del dióxido de silicio y "suda" nitroglicerina que se concentra en gotas muy sensibles al movimento, al calor y a la descomposición química en productos químicos más inestables. La dinamita es tan estable, que generalmente los cartuchos de dinamita nuevos y en buenas condiciones no explotan aunque se expongan al fuego, siendo necesario utilizar un detonador para hacerlas estallar.

Debido a la constante mejora en los explosivos y técnicas de demolición, así como los problemas que plantea su almacenamiento y la producción de nitroglicerina para su elaboración, la dinamita ha sido reemplazada comercialmente por otros explosivos como el trinitrotolueno (TNT)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores