Patrocinador1

El lápiz





El lápiz


planetamexico.com.mx
estamos en
PlanetaMexico.com.mx


Visita nuestra web
En documentos alemanes muy antiguos, aparece descrito un instrumento  de escribir  que consiste en una pieza de plomo metido en una varilla  de madera, en 1765, la familia Faber inició la fabricación  de lápices hechos  con grafito en Nuremberg  más tarde otros también se dedicaron a la fabricación de lápices  y su uso se generalizó rápidamente, a pesar de su uso masivo jamás lograron sustituir el uso de la pluma de ganso como instrumento de escritura tradicional y de mayor permanencia y colorido. Hoy en día existe una enorme variedad de lápices, para muy diversos usos. Desde lápices especiales para marcar metales, de colores, lápices de cejas, duros, suaves y muchos más. Una versión de su invención dice que fue inventado fue inventado por Josef Hardtmuth, un austríaco del que ahora se conmemora el 250 aniversario de su nacimiento, el 20 de febrero de 1752.

Hijo de un carpintero de Aspern an der Zaya, Baja Austria, Hardtmuth aprendió en Viena el oficio de albañil, llegó a ser arquitecto de los Príncipes de Liechtenstein y fundó posteriormente una fábrica de tejas y una manufactura de loza.

Descontento con la baja calidad de los utensilios de los que entonces se disponía para escribir, tuvo la ocurrencia de mezclar la arcilla con polvo de grafito, formar unas minas y cocerlas, para sumergirlas después en un baño de cera para que el grafito dejara rastro en el papel.

Añadiendo las cantidades adecuadas de arcilla a la mezcla, pudo determinar el grado de dureza del lápiz, y en 1792 fundó su propia empresa en Viena, cuya producción sigue existiendo hoy en día.

Desde antes de 1665 (algunas fuentes dicen desde 1600), un depósito enorme de grafito fue descubierto en Seathwaite Fell, cerca de Borrowdale, Cumbria, Inglaterra.[ Los locales descubrieron que era muy útil para marcar ovejas. Este depósito particular de grafito era extremadamente puro y sólido, y podría ser fácilmente aserrado en palillos. Éste era y sigue siendo el único depósito de gran escala de grafito encontrado en esta forma sólida  La química estaba en su infancia y la sustancia era probablemente una forma de plomo. Por lo tanto, fue llamado plumbago (en latín, plomo). El valor del grafito pronto pasó a ser enorme, principalmente porque podría ser utilizado para alinear los moldes para las bolas de cañón, y el control de las minas fue asumido y resguardado por la corona. El grafito tuvo que ser pasado de contrabando hacia el exterior para el uso en lápices. El grafito, al ser suave, requiere un tipo de casco o cubierta. Los palillos de grafito, al principio, se envolvían en cordeles o en el cuero de oveja para darle estabilidad. La fama de la utilidad de estos primeros lápices se extendió, atrayendo la atención de artistas por todo el “mundo conocido”. Aunque los depósitos de grafito hubieran sido encontrados en otras partes del mundo, no poseían la misma pureza y calidad que los hallados en Borrowdale, y tuvieron que ser machacados para eliminar impurezas y dejar sólo el polvo de grafito. Inglaterra continuó disfrutando de un monopolio en la producción de lápices hasta que se encontró un método de reconstituir el polvo del grafito. Los lápices cuadrados distitivos ingleses continúan haciéndose con palillos cortados de grafito natural desde 1860. Hoy, la ciudad de Keswick, cercana a la zona del hallazgo original del bloque de grafito, tiene un museo del lápiz.

La primera tentativa de fabricar los palillos del grafito pulverizado se llevó a cabo en Núremberg, Alemania, en 1662. Se utilizó una mezcla de grafito, sulfuro, y antimonio.

El lápiz en inglés es comúnmente llamado "pencil" o “lead” plomo, pero los lápices no contienen plomo en sus componentes. El grafito residual de un palillo de lápiz no es venenoso; el grafito es inofensivo si se consume. Fueron los italianos los primeros en idear la sujeción de madera. Una pareja de italianos, Simonio y Lyndiana Bernacotti, fueron los primeros que crearon diseños para el lápiz moderno de carpintería con el fin de marcar sus piezas de madera; sin embargo, su versión era chata, ovalada, un tipo de lápiz más compacto. Hicieron esto al principio ahuecando un palillo de madera de enebro. Poco después crearon una técnica mejorada: se tallaban dos mitades de madera, un palillo del grafito insertado, y luego las dos mitades eran pegadas; esencialmente el mismo método sigue vigente hoy día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores