Patrocinador1

La bomba atómica




Bomba atómica
La bomba atómica cambio la percepción  de las guerras y  de las armas de destrucción masiva, al plantearse la franca realidad de que el hombre contaba con el poder explosivo del átomo para poder destruir el mundo. En 1945 los Estados Unidos lanzaron dos de estos artefactos sobre Japón causando un daño terrible a la población civil y al medio ambiente, los efectos de tal devastación siguieron sintiéndose por años, vengándose así del ataque a Pearl Harbor,  el poderío y energía liberada conmina a los nipones  a rendirse  y poner  fin a la Segunda Guerra Mundial. A estas alturas se piensa que un estudiante brillante, con conocimientos de física y acceso a materia pesada como el Uranio con alto grado de pureza, puede ser capaz de fabricar y detonar una bomba atómica de algunos megatones, la enorme energía de los átomos fue prevista por Albert Einstein en su famosa fórmula: E=MC2, energia es igual a la masa por la velocidad de la luz al cuadrado, lo que lo obliga El 2 de agosto de 1939, un mes antes de que Gran Bretaña y Francia le declararan la Guerra a Alemania, a enviar  una carta al Presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt alertándolo sobre la posibilidad técnica de construir una bomba de esa naturaleza por parte de Alemania, lo que hubiera cambiado el orden mundial.

Una bomba atómica es un dispositivo que obtiene una enorme cantidad de energía de reacciones nucleares. Su funcionamiento se basa en provocar una reacción nuclear en cadena descontrolada. Se encuentra entre las denominadas armas de destrucción masiva y su explosión produce una distinguida nube en forma de hongo. La bomba atómica fue desarrollada por Estados Unidos durante la II Guerra Mundial, y es el único estado que ha hecho uso de ella contra población civil (en 1945, contra las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki).
Su procedimiento se basa en la escisión de un núcleo pesado en elementos más ligeros mediante el bombardeo de neutrones que, al impactar en dicho material, provocan una reacción nuclear en cadena. Para que esto suceda hace falta usar núcleos fisibles o fisionables como el uranio-235 o el plutonio-239. Según el mecanismo y el material usado se conocen dos métodos distintos para generar una explosión nuclear: el de la bomba de uranio y el de la de plutonio.
En este caso, a una masa de uranio llamada subcrítica se le añade una cantidad del mismo elemento químico para conseguir una masa crítica que comienza a fisionar por sí misma. Al mismo tiempo se le añaden otros elementos que potencian (le dan más fuerza) la creación de neutrones libres que aceleran la reacción en cadena, provocando la destrucción de un área determinada por la onda de choque.


La bomba atómica en un tiempo y en la actualidad es un dispositivo que puso en serio riesgo la historia de la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores