Patrocinador1

Aire acondicionado





Los sistemas de aire acondicionado como el que vemos en la ilustración, se emplean para impedir que el aire de un edificio se caliente o humedezca demasiado. Son unos sistemas bastante complejos, por lo que suelen instalarse durante la construcción del edificio. El sistema mostrado implica tres ciclos diferentes: la circulación de aire por los conductos interiores, el flujo de aire por el elemento situado en el exterior y la circulación del refrigerante entre los elementos exterior e interior. En los conductos, el aire pasa por un filtro para eliminar partículas de polvo. Después atraviesa un soplante que lo envía al evaporador. El aire caliente vaporiza el refrigerante, que enfría el aire. El aire limpio y fresco pasa por los conductos que recorren el edificio y vuelve para ser enfriado de nuevo. El refrigerante se enfría con el aire exterior, se condensa, se comprime y pasa de nuevo al evaporador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores