Patrocinador1

Educación a distancia




Educación a distancia, método de aprendizaje en el que no es necesaria la presencia física del profesor. A finales del siglo XX, el desarrollo de las tecnologías de la comunicación, y fundamentalmente Internet, abrió nuevas posibilidades, individuales e institucionales para una expansión sin precedentes del aprendizaje a distancia. El término educación a distancia fue acuñado en el contexto de la revolución continua de las comunicaciones, reemplazando una nomenclatura confusa: estudio en casa, estudio independiente, estudio externo, y la más común, estudio por correspondencia. La convergencia de un aumento de la demanda para acceder a las prestaciones educativas y la innovación de las tecnologías de la comunicación han acallado las opiniones críticas de quienes consideraban la educación a distancia un sustituto inadecuado para aprender al lado de otras instituciones formales. Dos incentivos poderosos han sido la reducción de costes por estudiante y el ahorro que los estudiantes tienen en tiempo de desplazamiento y otros costes.
La educación a distancia amplía el acceso a la formación para muchos que de otra manera no podrían estudiar por falta de cursos, por lejanía geográfica, circunstancias familiares u otras personales. Al mismo tiempo, la educación a distancia estimula a los estudiantes que prefieren estudiar en casa e incita a los organizadores y profesionales de la educación a proporcionar un replanteamiento más efectivo para comunicar lo que se considera información vital, así como la elección de metodologías adecuadas y la estructuración de los contenidos de forma clara.
Una cuidadosa preparación y una puesta al día de los temas es esencial en el desarrollo de la estructura de los cursos. Los materiales varían de los realizados para la enseñanza presencial; en ocasiones se proporciona material impreso como apoyo a programas de radio y televisión; en otras, se trata de audio y vídeo, y algunas veces se limita exclusivamente a textos, imágenes y sonido accesibles a través de Internet. En la mayoría de los casos la programación de los cursos cuenta con un servicio de atención personal a través de tutorías telefónicas o presenciales de tipo individual o grupal, mediante las cuales profesionales de la enseñanza ofrecen su apoyo a los alumnos respecto al desarrollo del curso. Este servicio trata de dar respuesta a las carencias de la educación a distancia relacionadas con la pérdida de contacto con el profesor.
La educación a distancia se considera un 'aprendizaje flexible'; y se relaciona con el concepto de educación permanente. De acuerdo con ambos postulados, las personas estudian cuando ellas mismas consideran que necesitan aprender, más que en momentos específicos determinados por la legislación.
Otro término relacionado con la educación a distancia es el de aprendizaje abierto, que pone el énfasis más en el que aprende que en el proceso de ayuda. No todo el aprendizaje a distancia es abierto, aunque, el aprendizaje abierto proporciona la oportunidad para el que aprende de progresar a su propio ritmo y en función de sus expectativas. Un elemento necesario para la eficacia del sistema es la retroalimentación y los intercambios educativos.
En algunas ocasiones, los alumnos que estudian a distancia se reúnen en seminarios de fines de semana o en escuelas de verano. También se celebran reuniones y conferencias para los proveedores de los cursos.
2
LOS PROVEEDORES DE CURSOS
Los proveedores de cursos de educación a distancia engloban una amplia variedad de instituciones que operan en diferentes niveles y muy variadas situaciones. Entre ellas se encuentran diferentes tipos de escuelas, universidades y otras instituciones específicamente preparadas para la educación a distancia, tanto de carácter público como privadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores