Patrocinador1

Instrumento musical Cornamusa




Cornamusas de la Europa oriental
Las cornamusas son instrumentos folclóricos presentes en toda Europa. En la Ex-República Yugoslava de Macedonia existe una variante denominada gajde, que se diferencia de otras cornamusas de la región en que tiene un bordón además de un tubo melódico.

Cornamusa, instrumento musical donde el aire es suministrado desde una bolsa inflada (odre) por el intérprete a uno o más tubos de lengüeta, a través de un conducto (portaviento) por el que se sopla o por un fuelle. Al ser el flujo de aire continuo los tubos suenan sin interrupción. Las notas melódicas repetidas deben articularse introduciendo notas de adorno (de muy corta duración) entre ellas. Los instrumentos más sencillos constan de un tubo de caña con una sola lengüeta cortada en un lado. En otros casos tienen dos tubos paralelos, uno melódico (caramillo) y otro armónico (bordón). La cornamusa ya era conocida en Europa y en el Asia occidental en los tiempos del Imperio romano, a menudo como instrumento de pastores. Los caramillos y los bordones de lengüeta simple siguen siendo característicos de las cornamusas de Asia, del norte de África y de Europa oriental, como la gaida búlgara. Los instrumentos de la Europa occidental, como el biniou bretón, cuentan con dos caramillos de sección cónica y conservan los bordones cilíndricos de lengüeta simple. La mayoría puede producir una escala de hasta nueve notas.
En España, la cornamusa de Galicia y Asturias se conoce con el nombre de gaita. Consta de un tubo melódico y dos bordones, uno de ellos con lengüeta doble, y puede presentar embocadura o fuelle. Los ejemplares más antiguos que han llegado hasta nuestros días de la highland escocesa datan de 1409. Excepto por la ausencia de bordón recuerdan al modelo escocés actual. La union pipe de Irlanda es una complicada cornamusa de fuelle con un caramillo cónico de doble lengüeta y nueve llaves cerradas.
La pequeña northumbrian tiene siete llaves cerradas en un caramillo cilíndrico de lengüeta doble cerrado por su base, por lo que puede hacer silencios. Su probable antepasado, la musette cortesana de los siglos XVII y XVIII en Francia, tenía normalmente dos caramillos cilíndricos de lengüeta doble (la segunda con las notas más agudas). Sus cuatro bordones cilíndricos de doble lengüeta se montaban en un único tubo grueso. La zampoña del sur de Italia tiene dos caramillos y dos bordones, todos de lengüeta doble.


1 comentario:

Entradas populares

Me gusta

Seguidores