Patrocinador1

Fonología




Fonología, nivel de descripción de la gramática que estudia los sistemas de sonidos de las lenguas naturales y la naturaleza de tales sistemas. A diferencia de la fonética, que estudia la producción y percepción de los sonidos, la fonología ve los sonidos como unidades discretas o segmentos, llamados fonemas.
Un hablante podría producir una amplia gama de sonidos del habla; sin embargo, las lenguas utilizan tan solo un subconjunto de ésta. A su vez, existen varias realizaciones acústicas de un determinado sonido que un hablante percibe como si se tratara del mismo segmento. La fonología intenta, pues, clasificar estos segmentos en matrices o conjuntos de rasgos, con objeto de reducir las unidades lingüísticas al mínimo posible e identificar los rasgos que deben permanecer invariables para que se establezca la identificación de un sonido como un fonema. Estos rasgos se llaman “rasgos distintivos o pertinentes”, y se incorporaron al análisis fonológico a partir de los estudios del Círculo de Praga.
El procedimiento básico para identificar los fonemas es la sustitución o conmutación, que se realiza sobre palabras para mayor claridad. Así, sustituyendo los sonidos que forman la palabra más por otros, se forman palabras diferentes: vas, mes y mar. La caracterización física y articulatoria de los sonidos que forman cada una de estas palabras produce matrices de rasgos distintas para cada par de fonemas: /mas/ es distinto de /bas/ en función de los fonemas /m/ y /b/, que se definen, /m/ como [+bilabial +nasal +sonoro], y /b/ como [+bilabial –nasal +sonoro]; el único rasgo que los diferencia es la condición de nasalidad. Lo mismo podría hacerse al comparar /a/ y /e/, /s/ y /r/. Un par de palabras que se diferencian por un solo rasgo distintivo se llama un “par mínimo”. Este par muestra que la nasalidad puede distinguir una palabra de otra y que el par de sonidos [m b] puede distinguir palabras.
Por otra parte, cuando estudiamos diferentes tipos de [b], por ejemplo en español, observamos que puede presentar modos de articulación distintos: es oclusiva unas veces y fricativa otras. No existen dos palabras en español que se diferencien únicamente por contener una bilabial oclusiva o una bilabial fricativa. Así, mientras la oclusiva es observable en posición inicial o tras consonante, la fricativa aparece en posición intervocálica. Es decir, la distribución de estos dos sonidos se rige por una regla o principio por el cual existen contextos reservados para cada uno de ellos. Cuando se produce este patrón de aparición, se dice que ambas realizaciones del fonema se encuentran en distribución complementaria, el fenómeno que determina esta variación en la pronunciación se conoce como alofonía o variación alofónica y cada variante del fonema implicado es un alófono de dicho fonema. La distinción entre alófonos y fonemas diferentes puede, potencialmente, variar entre lenguas, de manera que un par de alófonos en una lengua pueden comportar cambio de significado en otra y producir por tanto un par mínimo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores