Patrocinador1

El invento de la Espeleología




Carlsbad
Carlsbad (Nuevo México, Estados Unidos), es uno de los más importantes lugares del mundo para la práctica de la espeleología. En la imagen, estalactitas y estalagmitas de la llamada Sala de los Gigantes.

Espeleología, actividad deportiva consistente en el estudio científico y exploración de cuevas y cavidades del terreno, incluidas las cuevas de lava, los rifts areniscos, las cuevas marinas e incluso las minas y alcantarillas realizadas por el hombre, aunque su interés principal se centra en las cuevas calizas naturales. Éstas se encuentran únicamente en regiones cársticas (que deben su nombre al macizo del Kars, que se encuentra en la frontera entre Eslovenia e Italia). El paisaje cárstico se caracteriza por cuevas, dolinas (depresiones cónicas del terreno), corrientes superficiales que desaparecen repentinamente para emerger después en los nacimientos de los ríos, y pavimentos calizos que, moldeados por la erosión, dan origen a formas fantásticas. Las cuevas se crean al disolverse las rocas de carbonato de calcio debido al agua de lluvia; a continuación el carbonato se deposita nuevamente en la cueva y forma estalactitas y estalagmitas.
Espeleología
En la imagen, espeleólogos exploran una cueva en los montes Urales. La espeleología es una actividad plena de emociones, que se encuentra en las respectivas fronteras del deporte de riesgo y la investigación científica.

La espeleología es prácticamente el único deporte en el que pueden desarrollarse exploraciones en lugares vírgenes, lo que se traduce, con cierta regularidad, en nuevos descubrimientos. Las cuevas de mayor tamaño, con más de 100 km de longitud y 1.500 m de profundidad, se encuentran en Estados Unidos (Mammoth Cave, Carlsbad y Lechuguilla) y en el continente europeo (en los Pirineos, los picos de Europa y los Alpes).
2
HISTORIA
La exploración científica de las cuevas comenzó en el siglo XIX y los primeros clubes de espeleología se formaron en Gran Bretaña hacia 1900. En España el primer grupo se formó en 1907, el Club Montañés Barcelonés. Las antiguas vestimentas, los monos y las escalas de cáñamo con travesaños de madera de la década de 1950 fueron reemplazadas por trajes isotérmicos y escalas de alambre de acero con travesaños hechos de algún tipo de aleación en la década de 1960; finalmente, los espeleólogos de la década siguiente utilizaban ropa interior de felpa, trajes de material de PVC y técnicas de una cuerda.
3
EQUIPO
La cuevas son frías y completamente oscuras. Las corrientes de agua pueden tener una gran fuerza y también existe la posibilidad de que se produzcan inundaciones y anegamientos. Estos lugares contienen cavidades muy estrechas por las que los espeleólogos deben arrastrarse; existen también profundas charcas, pendientes con lodo resbaladizo y declives de cantos rodados. A fin de superar las dificultades que plantea este entorno hostil, es necesario llevar un equipo adecuado, compuesto por ropa protectora, botas con suelas de caucho y sin ganchos metálicos, casco y un sistema de iluminación. Para realizar descensos verticales es necesario utilizar cuerdas, arneses, aparatos de ascenso y descenso, anillas de metal y escalas. Asimismo, son imprescindibles unas luces de repuesto, alimentos, un silbato y equipos de supervivencia y primeros auxilios; también pueden llevarse equipos de medición, cámaras y disparadores de flash. Los trajes isotérmicos de neopreno son la única prenda adecuada para las zonas en la que hay aguas profundas.
4
CLUBES DE ESPELEOLOGÍA
No es prudente hacer espeleología en solitario. La mayoría de los espeleólogos se unen a un club y es preciso pertenecer a una corporación regional para que se conceda el permiso de acceso a una cueva. Los espeleólogos dirigen sus propias organizaciones de rescate, coordinadas por la policía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores