Patrocinador1

El invento de la letra A




A
La forma de la letra A procede de un jeroglífico egipcio que representaba la cabeza del buey Apis. Los fenicios y hebreos la llamaron aleph, que significa buey, porque recuerda remotamente la cabeza de ese animal. Los griegos la denominaron alpha y los romanos la nombraron como definitivamente se la conoce: A.


A, primera letra y primera vocal del alfabeto español y de la mayoría de los alfabetos de las lenguas indoeuropeas. Al parecer su forma se originó en un jeroglífico egipcio de escritura hierático-cursiva que representaba la cabeza del dios Apis. Se tiene noticia de que su primer nombre era ahom.
Los fenicios llamaron a esa letra alph (‘buey’), por su remoto parecido con la cabeza y los cuernos de ese animal. Los hebreos la llamaron aleph. En el antiguo alfabeto griego, se convierte en la letra alfa; ésta, a su vez, pasa a ser la letra A del abecedario romano cuya forma y valor se perpetuaron en todos aquellos alfabetos que se derivaron de él.
En la actualidad la a del español representa el sonido que se produce al abrir la boca, separar los labios para dejar pasar el aire y colocar la lengua ligeramente curvada y apoyada en el hueco de la mandíbula inferior, mientras vibran las cuerdas vocales. Así suena la a de ‘mamá’, ‘cual’, y ‘par’, que apenas mantiene diferencias apreciables con su pronunciación en los distintos países que hablan esta lengua.

a1. f. Primera letra del abecedario español y del orden latino internacional, que representa un fonema vocálico abierto y central. || 2. Fil. Signo de la proposición universal afirmativa. || ~ por ~ y b por b. loc. adv. punto por punto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores