Patrocinador1

El invento de la Escuela de Chicago





Almacenes Carson Pirie Scott
Esta imagen muestra la fachada de los almacenes Carson Pirie Scott (1899-1904) en Chicago. Diseñados por el arquitecto Louis Sullivan siguiendo la influencia del Art Nouveau, el elaborado estilo a base de hierro fundido es característico de este gran amante del detalle. En relación a las dos primeras plantas, las doce siguientes se destacan por su simplicidad, con ventanas geométricas bien distribuidas dentro de la estructura de acero.


Escuela de Chicago, movimiento arquitectónico estadounidense, que surgió a finales del siglo XIX en Chicago, cuyos seguidores proyectaron rascacielos, una de las primeras tipologías específicas de la arquitectura moderna. En 1885 el arquitecto e ingeniero William Le Baron Jenney construyó el Home Insurance Building (demolido en 1927), un edificio de diez pisos en el que por primera vez se empleó un esqueleto completamente metálico, compuesto por columnas de hierro colado y vigas de acero, que sustentaba las superficies de albañilería de suelos y paredes, creando así el arquetipo constructivo del rascacielos.
Cuatro jóvenes arquitectos —Louis Sullivan, Daniel Burnham, William Holabird y Martin Roche —que trabajaron en el estudio de Jenney, se convirtieron en los líderes del movimiento. Holabird y Roche se asociaron para proyectar algunas estructuras emblemáticas, como el Tacoma Building (1889, demolido en 1925). Burnham formó equipo con John Wellborn Root, con el que edificó innumerables edificios de oficinas tan representativos como el Roockery (1886), el Monadnock Building (1891) o el Reliance Building (1895). Otro proyecto de Burnham fue el famoso rascacielos triangular de Nueva York conocido como Flatiron (1902, originalmente el Fuller Building). Sullivan, que está considerado como el más importante del grupo, se asoció con Dankmar Adler y construyó con su ayuda algunas de las obras maestras del siglo XIX, entre las que destacan el Auditorium Building (Chicago, 1890) —que combina un hotel, una torre de oficinas y un teatro acústicamente perfecto (restaurado en 1968)— y el Wainwright Building de Saint Louis (1891), el epítome de un estilo que combinó de forma admirable la precisión estructural con una hermosa decoración escultórica de terracota y metal. Sin embargo, Sullivan proyectó en solitario su obra conservada más representativa, los grandes almacenes de Carson, Pirie y Scott (en un principio Schlesinger&Meyer), un edificio de muros lisos de acero y cristal completados por paneles de bajorrelieves metálicos que adornan la fachada del piso de entrada. Los principios de la escuela de Chicago sobre claridad funcional y empleo de materiales modernos se transmitieron a través de Frank Lloyd Wright, discípulo de Sullivan, que se convirtió en uno de los principales maestros de la arquitectura del siglo XX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores