Patrocinador1

El invento de la Escuela de Glasgow





Escuela de Arte de Glasgow
La Escuela de Arte de Glasgow (Glasgow School of Art), proyectada por Charles Rennie Mackintosh y concluida en 1909, es uno de los mejores ejemplos de arquitectura Art Nouveau. Entre sus innovaciones más destacadas están las cancelas de hierro forjado, los grandes ventanales y la biblioteca de doble altura.

Escuela de Glasgow, grupo de arquitectos y diseñadores vanguardistas vinculados a la Escuela de Arte de Glasgow (Glasgow School of Art), cuyas obras representaron un paso decisivo en la evolución escocesa de Art Nouveau. La figura más emblemática fue Charles Rennie Mackintosh, y entre el resto de sus miembros destacaron Francis Newbery, director de la Escuela desde 1885, su esposa Jessie, Margaret y Frances MacDonald, Herbert MacNair, George Walton y Talwin Morris.
Mackintosh y MacNair trabaron amistad en el estudio de arquitectura de Honeyman & Keppie, donde ambos trabajaban, y conocieron a las hermanas MacDonald a través de Francis y Jessie Newbery. Los Cuatro (como se llamó más tarde al grupo formado por Mackintosh, MacNair y las hermanas MacDonald) colaboraron en la realización de carteles, metalistería, bordados, ilustraciones, vidrio estampado, estuco y otras artes decorativas. Frances MacDonald contrajo matrimonio con Herbert MacNair en 1899 (fecha en la que se trasladaron a Liverpool) y Margaret se casó en 1900 con Mackintosh, en cuyo estudio colaboró como decoradora.
Talwin Morris, aunque también arquitecto de carrera, se dedicó en exclusiva al grafismo y la decoración, y llegó a ser director artístico de la editorial escocesa Blackie & Co. Además de las cubiertas de libros, en estilo Art Nouveau, también diseñó vidrieras, muebles y objetos metálicos. George Walton compaginó su trabajo como cajero de un banco con los estudios nocturnos en la Escuela, donde en 1888 se especializó como decorador. Más tarde diseñó y amuebló el interior de varios salones de té de la cadena de Miss Cranston, en Glasgow, en dos ocasiones en colaboración con Mackintosh.
Las obras de Charles Rennie Mackintosh, con su perfecta integración de todos los elementos decorativos, hasta los mínimos detalles, ejemplifican el espíritu de este grupo de artistas. Una buena muestra es el mobiliario que diseñó para la Escuela de Arte de Glasgow o los salones de té de Miss Cranston: hincapié de las líneas verticales, especialmente en los elevados respaldos de las sillas; cornisas salientes y finas en los armarios; acabados de laca blanca con incrustaciones de vidrio coloreado, metal y nácar; y estilizados motivos florales, como las rosas entrelazadas en cestos de reminiscencias célticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores