Patrocinador1

El invento de la Moneda fuerte





Moneda fuerte, unidad monetaria intercambiada en el mercado de divisas que se enfrenta a una demanda elevada, por lo que es improbable que su cotización baje repentinamente. Por el contrario, una moneda débil es aquella cuya cotización está sujeta a fuertes oscilaciones, debido principalmente a incertidumbres políticas del país o a un empeoramiento de su situación exterior reflejada por un déficit de su balanza de pagos; también puede deberse a un persistente déficit presupuestario que el Gobierno decide financiar emitiendo más dinero, lo que perjudica su tipo de cambio (al perder la moneda valor). Los países prefieren tener reservas de monedas fuertes. El marco alemán era una de las más débiles durante la Gran Depresión que tuvo lugar durante la década de 1930; posteriormente, y hasta su sustitución por el euro en 2002, se convirtió en una de las monedas más fuertes del mundo, sirviendo de anclaje al mecanismo de tipos de cambio del Sistema Monetario Europeo (SME). Una unidad monetaria no convertible, como, por ejemplo, el rublo de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), nunca puede ser, por definición, una moneda fuerte. De esta forma, cuando los turistas visitaban la URSS tenían que comprar en las llamadas tiendas de divisas, que sólo aceptaban monedas fuertes como el dólar o el marco alemán. Actualmente se consideran monedas fuertes el dólar, el euro y el yen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores