Patrocinador1

El invento de la Iglesia de San Juan de Baños





Planta de San Juan de Baños
La iglesia de San Juan de Baños presenta en planta una curiosa estructura basilical a la manera visigótica: tres naves separadas por arquerías de herradura sobre columnas, ábside cuadrado y pórtico de acceso. En los extremos del crucero se alzan sendas capillas de planta cuadrada.


Iglesia de San Juan de Baños, iglesia cristiana situada en Baños de Cerrato, provincia de Palencia (España), uno de los más hermosos y originales templos visigodos por su estructura en planta. Según reza una inscripción en la parte superior del arco triunfal, fue fundada por el rey visigodo Recesvinto el 3 de enero del año 661, y recibe su nombre por la cercanía a un manantial de aguas, que, según la leyenda, curaron al monarca de una litiasis renal (véase Arte visigodo).
Las medidas de la iglesia son: 20 m de largo por 13 m de anchura máxima; el ábside central mide 3,90 m de ancho por 4,30 m de largo. Restaurada a principios del siglo XX, muestra en planta una curiosa estructura basilical a la manera visigótica: pórtico de entrada cuadrangular en correspondencia con la nave central; tres naves separadas por arquerías de herradura sobre robustas columnas; ábside central recto enmarcado por un gran arco en la cabecera con dos habitaciones no contiguas en ambos laterales, al que en una remodelación gótica se le añadieron otros dos espacios laterales que anularon este espacio libre y que constituyeron así la planta de la iglesia en un aula rectangular de tres naves y una cabecera tripartita recta. También es de época posterior la espadaña, añadida en el siglo XIX.
La cubierta de las naves es de estructura de madera y abovedada en la cabecera. Los fustes son de fábrica romana reutilizados, y los capiteles muestran una incipiente esquematización y el tosco intento de aproximación a los cánones romanos, siguiendo el modelo del orden corintio. Algunos de los cimacios muestran ornamentaciones geométricas típicamente visigodas.
La única decoración que se conserva es una serie de frisos utilizados en ocasiones como impostas, con ornamentación geométrica labrada a bisel: se trata de círculos secantes que forman florones de cuatro pétalos, y en cuyos espacios romboidales se insertan botones circulares. Destacan también sendas cruces patadas (cuyos extremos se ensanchan un poco), inspiradas en obras de orfebrería, en las claves del arco de entrada y del toral.
El conjunto de San Juan de Baños se presenta como un ejemplo de la enraizada tradición romana, a la que se unen las novedades visigodas propias de las formas arquitectónico-religiosas del reino visigodo de Toledo. Esta iglesia se aparta de los demás modelos visigóticos conocidos en España, y acusa un cambio respecto de la arquitectura del siglo VI. Se podría decir que es la que refleja más fielmente el arte de la capital toledana en la primera mitad del siglo VII.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores