Patrocinador1

El invento del Partido Conservador de Chile




Partido Conservador

Partido Conservador (Chile), agrupación política chilena de vasta trayectoria histórica que ha sido uno de los troncos matrices de donde nacieron importantes partidos del siglo XIX y XX. Sin fecha exacta de fundación, dado que antes del gobierno de Manuel Montt (iniciado en 1851) sus miembros eran conocidos simplemente como pelucones, se consolidó con el nombre de Conservador en 1858, después del conflicto que tuvo el propio Montt con la Iglesia católica. La base ideológica del partido era la defensa de los principios religiosos, los cuales se confundían con los privilegios del clero y con los intereses de la clase alta. Al terminar el gobierno de Manuel Montt (1861), el partido se unió con el Partido Liberal, formando la fusión liberal-conservadora y presentando como candidato a José Joaquín Pérez, quien resultó elegido presidente de la República en 1861, tras cuyo mandato le correspondió el turno a Federico Errázuriz Zañartu.
Los conservadores se mantuvieron en el poder junto a los liberales, con quienes tuvieron algunas diferencias sobre las cuestiones religiosas, dentro de las cuales cabe mencionar: la creación de cementerios laicos, el matrimonio civil o la separación de la Iglesia y el Estado. Sin embargo, lo que provocó la ruptura entre liberales y conservadores fue la enseñanza, ya que el Partido Conservador, a través de su ministro de Instrucción Pública, Abdón Cifuentes Espinosa, propiciaba la libertad de enseñanza para la Iglesia católica, a la cual concedió la facultad de otorgar títulos profesionales. Posteriormente, para las elecciones de 1886, el partido eligió como candidato a José Francisco Vergara, a quien le solicitó que diera marcha atrás a las reformas laicas del presidente liberal Domingo Santa María (1881-1886), por lo cual Vergara renunció a la candidatura y acabó siendo elegido presidente, sin opositor, José Manuel Balmaceda. El Partido Conservador rechazó el gobierno de Balmaceda, lo cual constituyó la principal causa de la Guerra Civil de 1891.
Después de las elecciones de 1896, los conservadores apoyaron a Federico Errázuriz Echaurren y, en las de 1915, a Juan Luis Sanfuentes, ambos elegidos presidentes de la República. El último presidente apoyado por el partido fue Emiliano Figueroa Larraín, en 1925.
El Partido Conservador ha sufrido muchas escisiones a través de su historia. En 1935, se creó la Falange Conservadora, formada por un grupo de jóvenes conservadores que no apoyaron la candidatura de Gustavo Ross Santa María, los cuales, en 1938, pasaron a denominar al grupo político Falange Nacional, origen del Partido Demócrata Cristiano. En 1949, el conservadurismo se dividió en dos partidos: de un lado, el Partido Conservador Tradicional, encabezado por Sergio Fernández Larraín, que mantenía las bases del ‘conservadurismo histórico’ y existió hasta 1953; y, de otro, el Partido Conservador Social Cristiano, dirigido por Horacio Walker Larraín y Eduardo Cruz-Coke y opuesto a la llamada Ley de Defensa de la Democracia, también disuelto en 1953. Ese mismo año, se formó el Partido Conservador Unido, compuesto por la mayoría de los antiguos miembros del Partido Conservador Tradicional y parte de los pertenecientes al Social y Cristiano.
Finalmente, en 1966, los conservadores se unieron con el Partido Liberal y la Unión Nacional, formando el Partido Nacional el 16 de junio, disuelto once años más tarde por el gobierno del general Augusto Pinochet. Volvió a aparecer a mediados de la década de 1980, con ocasión de los sucesivos pactos firmados con el objeto de facilitar la transición hacia la democracia en Chile. Entre sus más destacados miembros se encontraron, en esta última etapa, el que sería ministro del Interior Sergio Onofre Jarpa, así como Víctor García Garzena, Sergio Miranda Carrington y Domingo Godoy Mate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores