Patrocinador1

El invento del Partido Laborista del Reino Unido




Partido Laborista 

Partido Laborista (Reino Unido), partido político británico vinculado al socialismo, una de las principales formaciones políticas de su país, que fue creado en 1900 y gobernó el mismo por vez primera en 1924.
2
FUNDACIÓN Y PRIMEROS GOBIERNOS LABORISTAS
James Ramsay MacDonald
MacDonald, miembro fundador del Partido Laborista británico en 1900, fue el primer jefe de gobierno laborista al constituir su gabinete en 1924. Obtuvo mayoría parlamentaria por segunda vez en 1929, pero perdió el apoyo de muchos socialistas cuando en 1931 formó un gobierno de coalición con los liberales y los conservadores, con el objetivo de hacer frente al creciente desempleo y otros problemas causados por la recesión económica mundial conocida como la Gran Depresión.

El Partido Laborista se fundó en 1900, cuando el Congreso de las Trade Unions (sindicatos británicos) reunido en Plymouth adoptó una resolución que pedía la convocatoria de una reunión de los sindicatos, de los socialistas, de los cooperativistas y de otras asociaciones laborales para estudiar el logro de una adecuada representación parlamentaria para los trabajadores. La asamblea, que tuvo lugar en 1906, creó un comité, conocido como Comité para la Representación del Trabajo, bajo el secretariado del activista obrero James Ramsay MacDonald. Su objetivo era asegurar la elección de candidatos identificados con los intereses de los trabajadores o apoyar a candidatos que manifestaran simpatía por el mundo obrero. El Comité estuvo formado básicamente por representantes de los sindicatos, pero se concedió a la Fabian Society (Sociedad Fabiana) y al Partido Independiente del Trabajo que tuvieran un representante en el Comité Ejecutivo. En 1924, los laboristas formaron un gobierno de corta duración, desde enero hasta noviembre, encabezado por MacDonald. El Partido obtuvo de nuevo el poder en junio de 1929, y sus líderes participaron en un gobierno de coalición en agosto de 1931 (presididos ambos también por James Ramsay MacDonald). Desde entonces, el Partido Conservador formó los gobiernos sucesivos hasta el final de la II Guerra Mundial.
3
EL LABORISMO EN EL PODER
Clement Richard Attlee
Attlee fue líder del Partido Laborista británico desde 1935 hasta 1955. Desempeñó el cargo de primer ministro desde 1945 hasta 1951. Durante su mandato se nacionalizaron el Banco de Inglaterra, los servicios públicos, los ferrocarriles y la industria minera del carbón, y se creó el Servicio de Salud Pública. Se concedió la independencia a las colonias de la India, Pakistán, Birmania y Ceilán.

Clement Richard Attlee, líder del partido, condujo al laborismo a una destacada victoria en mayo de 1945. El gobierno laborista llevó a cabo de inmediato un amplio programa político de nacionalizaciones. El Banco de Inglaterra, la industria del hierro y del acero, el servicio ferroviario, las minas de carbón y otras industrias fueron nacionalizados. Se promulgó una legislación que disponía programas de gran alcance relativos a la seguridad social. Lo más significativo del programa social fue la creación del Servicio Nacional de Salud. El Partido Laborista permaneció en el poder tras los comicios electorales de febrero de 1950, con una mayoría de tan sólo diez escaños. El crecimiento de un sector izquierdista dentro del partido debilitó el tenue control que el primer ministro Attlee tenía en el Parlamento. El apoyo popular a los laboristas decayó, lo que permitió al Partido Conservador ganar con un estrecho margen en las elecciones de octubre de 1951. El Partido Laborista, encabezado por Harold Wilson, volvió a gobernar con un margen de cuatro escaños tras las elecciones de octubre 1964, pero en los comicios de 1966 amplió su mayoría a 97 escaños. Perdió en 1970 y permaneció en la oposición hasta marzo de 1974, fecha en la que Wilson constituyó un gobierno en minoría. Los nuevos comicios, celebrados en octubre, otorgaron al Partido Laborista una pequeña mayoría.
4
EL LARGO PERIODO EN LA OPOSICIÓN
James Callaghan
James Callaghan ejerció diversos cargos ministeriales en los gobiernos laboristas encabezados por Harold Wilson antes de convertirse en primer ministro británico en 1976. Ante la inestabilidad económica y el escaso apoyo parlamentario, su gabinete perdió popularidad y cayó, en 1979, como consecuencia de una moción de censura. Al año siguiente, Callaghan renunció al liderazgo del Partido Laborista.

Wilson abandonó los cargos de primer ministro y de líder del partido en abril de 1976 y fue sucedido por su ministro de Asuntos Exteriores James Callaghan. El gobierno Callaghan duró hasta mayo de 1979, fecha en la que los conservadores ganaron las elecciones celebradas tras sufrir los laboristas una moción de censura por un solo voto. En 1980, Callaghan se retiró como líder del partido. Su sucesor fue Michael Foot, uno de los jefes del ala izquierda. Al año siguiente, en el correspondiente Congreso del partido, se adoptaron nuevas normas para la elección del máximo dirigente laborista. Los sindicatos, por encima de las organizaciones locales del partido y los miembros del grupo parlamentario, cumplieron un papel fundamental en el proceso de selección. Este cambio rompió al Partido Laborista; cuatro de sus más destacados miembros lo abandonaron y crearon el nuevo Partido Socialdemócrata. Divididos por esta deserción y por sus disputas internas, los laboristas perdieron estrepitosamente las elecciones generales de junio de 1983 (la victoria militar británica en la guerra de las Malvinas de 1982 jugó un importante papel). Como consecuencia, Foot abandonó el liderazgo del Partido Laborista y fue sucedido por Neil Kinnock.
5
EL ‘NUEVO LABORISMO’
Tony Blair
Después de la muerte repentina de su predecesor, John Smith, en 1994, Tony Blair se convirtió en el dirigente más joven del Partido Laborista.

A finales de la década de 1980, la creciente división del gobierno conservador hacía suponer que la suerte de los laboristas mejoraría, pero las elecciones de 1987 no les dieron el poder. La sustitución de la primera ministra conservadora, Margaret Thatcher, en noviembre de 1990, por John Major, invirtió el alza de popularidad del Partido Laborista y Kinnock fue sucedido por John Smith, quien falleció en 1994. Le reemplazó como máximo dirigente del laborismo Tony Blair, quien propició las victorias electorales de mayo de 1997 (que supuso la vuelta del Partido Laborista al gobierno británico), junio de 2001 y mayo de 2005. Blair, para ello, dotó al partido de un programa político (el ‘Nuevo Laborismo’) caracterizado por planteamientos liberales en lo económico y por un mayor europeísmo en las cuestiones internacionales, reduciendo los principios fundacionales del laborismo en lo relativo al Estado de bienestar.
En junio de 2007, Gordon Brown se convirtió en líder del Partido Laborista y en primer ministro británico, después de que Blair, como previamente había anunciado, renunciara a ambas responsabilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores