Patrocinador1

Teatro romano de Mérida




El invento del Teatro romano de Mérida

Teatro romano de Mérida, España
El teatro romano de Mérida es uno de los más bellos y mejor conservados de Europa. Fue construido por Agripa en el siglo I a.C. con un aforo para 5.000 espectadores. Durante los meses de julio y agosto se celebra en el teatro el Festival Internacional de Teatro Clásico.

Teatro romano de Mérida, edificio mandado construir por Agripa en la ciudad romana de Emerita Augusta, actual Mérida (España). Su conclusión puede datar del año 8 a.C., si bien la fachada de la escena se rehizo en el siglo II d.C. y se restauró en época de Constantino.
Levantado siguiendo fielmente las reglas de los tratados de Vitrubio, muestra semejanzas con los teatros de Dugga (Túnez), Orange (Francia) y Pompeya (Italia). El edificio responde a un modelo típicamente romano, ya establecido anteriormente en las construcciones de Pompeya y Roma. Está compuesto esencialmente de una cávea semicircular, una orchestra también semicircular, un proscenio rectangular y una escena monumental (frons scaenae) que cierra totalmente el hemiciclo. Sólo en un aspecto difiere de la mayoría de los teatros romanos, aunque no de otros ejemplos hispánicos (como Tarragona, Sagunto y Pollensa): la parte inferior de su graderío, siguiendo la tradición griega, está excavada y sustentada en la propia pendiente del terreno, sin soportes artificiales. Esta parte de la cávea se subdivide en cinco sectores radiales (cunei) delimitados por escaleras para la circulación y, a nivel horizontal, por un corredor (praecintio) que lo separa de las graderías superiores, sustentadas por un complejo sistema de arcos y bóvedas de cañón.
El proscenio tiene 7,5 m de anchura, 63 de longitud y 17,5 de altura total, repartidos en sus dos niveles de orden corintio. Se aprecian fuertes retranqueos en la disposición de los sillares, en concordancia con el dinamismo estructural y compositivo de la escena, articulada por una exedra cóncava central y otras dos rectangulares laterales que abren tres puertas al espacio posterior del escenario (un conjunto porticado perdido en la actualidad). A pesar de su relativa ruina consigue transmitir la profunda emoción de los espacios históricos monumentales. Véase también Arte y arquitectura de Roma.


1 comentario:

Entradas populares

Me gusta

Seguidores