Patrocinador1

Teatro Tábano




El invento del Teatro Tábano

Teatro Tábano, colectivo teatral español fundado en Madrid en 1968. Ese mismo año, en lugares distantes de Europa, EEUU y América Latina, grupos tan importantes como El Living Theatre, Le theatre du Soleil, Los Goliardos, San Francisco Mime Troupe y el Teatro Experimental de Cali, entre otros, empezaban a configurar lo que se llamaría el teatro independiente o teatro de grupo. Eran un conjunto de gente de teatro que buscaban renovar las formas académicas de los espectáculos y, sobre todo, transformar la relación con su público y con su entorno cultural y político. Pretendía ser popular e ideológicamente de izquierdas; renovador y ágil; sin lujos y con mucha imaginación, pasión y compromiso.
La década de 1960 era una época difícil para la cultura en España, y el teatro no era una excepción. El Tábano, dirigido por Juan Margallo, se lanzaba por un camino de intuiciones que en muchos casos cuajó en espectáculos de verdadera entidad, dejando como legado los textos de creación colectiva que, tras el proceso de ensayos, quedaban al final como definitivos. Al igual que muchos grupos de teatro de la misma onda, buscó siempre su propia identidad, un estilo propio que se nutría de la música popular, el lenguaje de los payasos, el humor inmediato y la analogía histórica. Sus objetivos se centraron en definir con sus obras una propuesta teatral que se opusiera al aburrimiento y al sentido mercantilista que llenaba la programación de las salas en Madrid y Barcelona. Buscaron los públicos marginales para recibir y dar humor, alegría y conciencia de clase.
Representaron el teatro español en numerosos festivales internacionales, como los de Nancy, Zagreb, Manizales, San Juan de Puerto Rico, Caracas y la Bienal de Venecia, entre otros. Entre sus montajes más aplaudidos cabe destacar: Castañuela 70 (creación colectiva), Retablillo de don Cristóbal (1974, García Lorca), La ópera del bandido (1975, creación colectiva a partir de John Gay) y Schweik en la II Guerra Mundial (1978, Bertolt Brecht).
familE � i e �� @�k an","serif";mso-fareast-font-family:"Times New Roman"; color:#999999;mso-fareast-language:ES'>2
MELODÍAS DE BALADAS
Las baladas están compuestas para el canto. Si bien a veces han sido compiladas en libros de canciones y suelen ser estudiadas poesías, con frecuencia son interpretadas (con o sin acompañamiento instrumental) en casa, al caer la tarde, en el trabajo, al lado de la cuna, o en cualquier otra situación cotidiana. Las melodías de las baladas influyen en el compás, los acentos, el estilo y, sobre todo, en el sentimiento. Aunque las melodías son independientes de los textos, suelen tener relación. Una melodía particular puede estar siempre acompañada de un texto determinado pero también puede ocurrir que se separen. Algunos ejemplos muestran que están relacionadas con una serie de baladas (así como con himnos y poemas de amor), mientras que sus variantes forman lo que la terminología de la música folclórica denomina familias melódicas.
3
ORÍGENES Y PRECEDENTES
En sentido estético, la balada está considerada como la forma artística más destacada y bella desarrollada por las tradiciones folclóricas del mundo. Aunque el lugar y el momento de su aparición son una incógnita, lo que sí se sabe es que la balada es relativamente reciente. No hay que confundir la balada con su equivalente, el lai épico (una forma medieval de poesía narrativa, a menudo con temas románticos o mágicos) lo que llevó a los primeros expertos del tema a pensar que la balada había sobrevivido desde los tiempos antiguos, formulando incluso una teoría, hoy desacreditada, de unos orígenes comunes, según la cual las baladas fueron producidas por grupos de personas en respuesta a algún tipo de acontecimiento reciente en la comunidad en que vivían. Comparada con el lai épico, la balada tiende a ser más doméstica que nacionalista o fabulosa, simple antes que retórica o de lenguaje refinado y organizada en estrofas y rimas. Sin embargo ambos se han superpuesto y confundido, especialmente en ciertas zonas de Rusia y Europa oriental, por lo que no siempre resulta fácil distinguir entre ambos géneros.
4
LA POESÍA DE LA BALADA
Las baladas de las islas Británicas, Escandinavia, Alemania, Francia e Italia están organizadas en estrofas así como muchas baladas en lengua española. La mayoría constan de una serie de cuartetas con patrones de acentos en forma de 4 3 4 3 (estas cuartetas eran originalmente dobles versos de 7 acentos), pero también es popular el patrón de 4 4 4 4 acentos. Las cuartetas están rimadas y a menudo poseen estribillos que comentan la acción o enfatizan el clima emocional. Siguen un diálogo en el que no se identifican quienes hablan y una conversación y acción que a menudo se construye lentamente hasta su conclusión dramática. Algunas baladas se mueven en un estilo que ha sido descrito como de dilatación y salto, centrándose en una situación concreta para luego saltar a una escena completamente diferente. Gran parte del lenguaje y la acción aparecen estilizados: son frecuentes las imágenes tópicas y estereotipadas (labios del color de la rosa, manos blancas como los lirios, corceles blancos como la leche), así como sucede también con las conductas (un amante abre un ataúd para besar los labios secos y fríos del cadáver de la persona amada; un hombre sube a una niña a sus rodillas para escuchar una explicación). Los relatos pueden incluso compartir finales idénticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores