Patrocinador1

Sondeo





Sondeo, determinación de la profundidad del agua. El método de sondeo más sencillo, que se ha empleado desde épocas muy antiguas y se sigue usando para medir profundidades relativamente pequeñas, es la utilización de la sonda o escandallo, que consiste en una cuerda o cable de gran longitud con un peso en su extremo. El cable está marcado a intervalos de forma que, al echarlo al agua, la persona que lo maneja puede determinar la profundidad en cuanto el peso toca el fondo. Entre las adaptaciones de este sistema figuran complicados dispositivos de sondeo que determinan la profundidad a partir de la presión.
El método de sondeo más moderno es la sonda acústica o ecosonda. En este dispositivo, un generador de sonido colocado en el casco del barco produce una serie de sonidos que se reflejan en el fondo marino. El sonido se desplaza a unos 1.463 metros por segundo en el agua, por lo que midiendo el tiempo empleado por las ondas de sonido en llegar hasta el fondo y volver se puede calcular la profundidad del agua. La mayoría de las ecosondas miden el intervalo de tiempo mediante circuitos electrónicos y proporcionan un registro continuo de la profundidad del agua bajo el barco en forma de curva o gráfica. Estos sistemas se perfeccionaron mucho durante la II Guerra Mundial, y desde entonces se han empleado no sólo para medir la profundidad del agua sino también para localizar barcos hundidos o grandes bancos de peces. El uso de las sondas acústicas facilita mucho la navegación, sobre todo en bajíos y zonas costeras.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores