Patrocinador1

El invento de la Anestesia




Anestesia
La anestesia provoca la inconsciencia y la pérdida de sensibilidad antes de una operación quirúrgica. Durante la intervención, el anestesista controla el estado del paciente a través de un monitor y aumenta o reduce la dosis de anestesia según se necesite.
Anestesia, pérdida de sensibilidad, aplicada en especial a la sensación táctil. Puede ser general (afecta a todo el cuerpo) o local (afecta sólo a determinadas zonas corporales). Se produce por lesión o enfermedad de nervios periféricos sensitivos o de los centros nerviosos, o se puede inducir por la administración de fármacos que combaten el dolor.
2
HISTORIA DE LA ANESTESIA
Operación con anestesia
Este daguerrotipo, 1850, reconstruye la primera operación realizada bajo anestesia con éter en el Hospital General de Massachusetts (EEUU) en 1846. El descubrimiento de la anestesia eliminó uno de los obstáculos principales para el progreso de la cirugía.

Entre los agentes anestésicos conocidos desde la antigüedad los más importantes son la marihuana y el opio. Ambos se administraban por vía oral o por inhalación del humo obtenido al quemarlos. El óxido nitroso, descubierto por el químico inglés Humphry Davy en 1800, fue utilizado por primera vez como anestésico en 1844 por el odontólogo estadounidense Horace Wells. En 1842 el cirujano estadounidense Crawford Long utilizó con éxito éter etílico como anestésico general; no publicó sus resultados, y el descubrimiento fue atribuido al odontólogo estadounidense William Morton, quien demostró públicamente sus resultados —extrayendo un diente— en 1846. En 1847 el médico británico sir James Simpson descubrió las propiedades anestésicas del cloroformo. Desde entonces se han descrito muchos otros anestésicos generales. El éter y el cloroformo no se utilizan en la actualidad debido a sus peligrosos efectos secundarios y a su capacidad por inflamarse. Algunos anestésicos actúan deprimiendo el sistema nervioso central (barbitúricos, halotano, opiáceos) y otros induciendo amnesia (óxido nitroso, enflurano).
3
ANESTESIA GENERAL
La anestesia moderna se suele realizar combinando diversos fármacos. Se pretenden cuatro objetivos: hipnosis, analgesia, relajación muscular y estabilización vegetativa. La hipnosis (sueño artificial de la anestesia) se consigue mediante anestésicos inhalados, gases o líquidos volátiles como el ciclopropano, el óxido nitroso, el halotano o el enflurano. El gas anestésico mezclado con oxígeno se inhala a través de una mascarilla o se administra por un tubo endotraqueal. Para potenciar el efecto analgésico del anestésico, en muchos casos demasiado débil, se le asocia un potente analgésico opiáceo (fentanilo, meperidina). El relajante muscular (tubocurarina, galamina, succinilcolina) es necesario para permitir la manipulación quirúrgica. La agresión quirúrgica y farmacológica tiende a desequilibrar el sistema nervioso vegetativo, potenciando el parasimpático e inhibiendo el simpático; la estabilización vegetativa intenta compensar este problema revertiendo estas acciones. Para conseguirla suele utilizarse atropina o fármacos similares. Los fármacos anestésicos generales ocasionan parada respiratoria: el enfermo anestesiado ha de ser mantenido con respiración artificial.
Para inducir (iniciar) la anestesia suele emplearse un barbitúrico intravenoso de corta duración, pentobarbital o pentotal, o una benzodiacepina intravenosa; a veces se emplean directamente los gases anestésicos o el analgésico opiáceo. La inducción produce pérdida de conciencia, analgesia inmediata y habitualmente relajación muscular de corta duración; una vez conseguida, se intuba al enfermo y se le empiezan a administrar el resto de fármacos (fase de mantenimiento de la anestesia). Al terminar la intervención quirúrgica se pasa a la fase de despertar: se administra oxígeno puro, se detiene el suministro de gases anestésicos y se administran antídotos de los analgésicos y relajantes musculares.
Durante la anestesia se pueden producir alteraciones graves en las funciones del corazón y en la oxigenación de los tejidos periféricos. De ahí la indicación de mantener monitorizado al paciente mediante electrocardiografía continua y medición repetida de la tensión arterial.
El tiopental sódico ha sido utilizado a bajas dosis en psiquiatría porque hace hablar a los pacientes con desinhibición total. De este uso procede su nombre de "suero de la verdad".
4
ANESTESIA LOCAL
Algunas intervenciones quirúrgicas no requieren relajación muscular y se pueden realizar con anestésicos locales, sustancias que bloquean la conducción nerviosa de los nervios periféricos de forma temporal. Los anestésicos locales son una familia de fármacos derivados de la cocaína (el anestésico local más antiguo que se conoce): procaína, lidocaína, bupibacaína, mepivacaína, entre otros.
El bloqueo regional es un tipo de anestesia que se consigue inyectando un agente anestésico local en la proximidad de uno o varios troncos nerviosos que inervan sensitivamente el área que se quiere intervenir. El más usado es la anestesia epidural, en la que se inyecta el anestésico en el canal medular consiguiéndose el bloqueo nervioso en todo el hemicuerpo distal a la altura de la punción (si ésta es en la zona lumbar se anestesia desde la cintura hasta los pies).
Un tipo especial de anestesia local, usada para intervenciones menores, es la conseguida mediante la aplicación de frío, bien utilizando hielo o mediante la aplicación de una sustancia muy volátil como el cloruro de etilo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores