Patrocinador1

El invento de la Iglesia de San Martín de Frómista





Planta de San Martín de Frómista
La iglesia de San Martín de Frómista es uno de los ejemplos más antiguos de la arquitectura románica española. En planta se organiza en tres naves divididas en cinco tramos rematadas por tres capillas. A sus pies se elevan dos pequeñas torres cilíndricas. El transepto no sobresale como corresponde a una planta de tipo salón.



San Martín de Frómista
La iglesia de San Martín es la primera obra maestra del románico en Castilla y Frómista la más importante villa palentina del camino francés a Santiago. Fundada en 1035 por doña Mayor, viuda de Sancho el Mayor, como parte de un monasterio benedictino, su homogeneidad y unidad de estilo es total. Consta de tres naves terminadas en ábsides de tambor y crucero, que no destaca en planta. La decoración, tanto interior como exterior, es riquísima y de lo mejor del románico peninsular.

Iglesia de San Martín de Frómista, uno de los ejemplos más característicos de la arquitectura románica en España en lo que podría considerarse su mejor periodo, el denominado románico castellano-leonés. Dentro de este estilo también se enmarcan templos tan señalados como la catedral de Jaca y San Isidoro de León.
La iglesia de San Martín de Frómista (Palencia), hermosa pieza de arquitectura sobria y serena, se empezó a construir con anterioridad a la de San Isidoro. Fundada como templo monástico por doña Mayor, viuda de Sancho el Mayor de Navarra, se cree que las obras empezaron hacia el 1060. Su estructura en planta muestra tres naves, crucero alineado y cabecera triabsidial escalonada. Las tres naves son de igual altura, quedando ciega la central. Los ábsides acometen directamente al crucero. Los soportes que articulan la separación entre las naves son del característico tipo románico: un núcleo central al que se adosan medias columnas a los lados. De estos pilares arrancan arcos fajones que articulan la cubierta de cañón. Frómista tiene una cúpula con un gran tambor octogonal que preside volumétricamente todo el conjunto. En la decoración exterior de los ábsides destacan las molduras de tacos características jaquesas y las columnas tangentes de refuerzo. Al exterior se alzaban contrafuertes hoy eliminados por sucesivas restauraciones. La fachada principal está enmarcada por sendas torres de planta circular de sobriedad extrema. La decoración arquitectónica de San Martín ofrece elementos característicos como capiteles figurados, taqueado en la línea de arranque de las ventanas típicamente abocinadas, columnillas de articulación y arquivoltas en portadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores