Patrocinador1

Instrumento musical: Shô




El sho, armónica japonesa, pertenece al grupo de los instrumentos de lengüetas libres. Su antepasado es el sheng chino. El sho tiene 17 tubos de caña y una cámara de aire de madera. Se toca proyectando el aire en la cámara mientras se tapan y destapan los tubos.
Shô, instrumento de viento típico de la música japonesa tradicional. Denominado a veces órgano de boca, flauta vertical o zampoña japonesa, el shô está formado en su base por una pequeña caja laqueada semiesférica con 17 tubos de bambú insertados en ella en disposición circular. Dos de los tubos son mudos, mientras que el resto presenta un agujero y una pequeña lengüeta de metal que vibra al cerrar aquél.
El shô es un instrumento muy antiguo y deriva de otro similar, aunque algo más grande, perteneciente a la música china, el sheng, y probablemente fue introducido en Japón alrededor del siglo VIII. Se toca soplando por el agujero abierto en la base mientras se mantiene ésta entre las palmas de las manos a la vez que se colocan los dedos sobre los tubos. El resultado es un sonido metálico, puro, de tono agudo, con una calidad etérea única. El sonido se puede mantener de modo continuado succionando y soplando aire alternativamente a través del instrumento. El agua que se va acumulando en la base se elimina calentando el instrumento sobre carbón cuando no está en uso.
El shô tiene sus orígenes en la antigua música cortesana de Japón o gagaku. Los intérpretes producían progresiones fijas de acordes de seis notas. Cada una de las notas entraba por separado a partir del tono más bajo de la estructura armónica de la antigua melodía del gagaku. La notación identifica notas y acordes con los nombres de los tubos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares

Me gusta

Seguidores